8 de junio de 2013 / 03:45 p.m.

Para la contratación del refuerzo extranjero, el mayor enemigo será el tiempo.

Aunque Tigres buscará contar con su último refuerzo lo más pronto posible hay dos situaciones negativas que tendrá que aceptar, la primera es que no podrán contar con él desde el inicio de pretemporada y otra,que el jugador podría perderse la primera mitad del torneo regular.

Una fuente cercana aseguró que el jugador que buscan los felinos quedará liberado de sus compromisos hasta los últimos días de agosto antes de incorporarse a la escuadra de Ricardo Ferretti, cinco días antes del cierre de registros para jugadores que lleguen del extranjero.

Se sabe que los mandos felinos han puesto sus ojos en un jugador de calidad y que presumiblemente es seleccionado de su país, algo que puede tener doble filo. Por un lado puede ser un elementode primer nivel pero que tendráque pagar el proceso tradicional de la adaptación.

De darse así, la contratación llegará cuando el equipo este disputando la octava fecha del campeonato mexicano, es decir medio torneo después del arranque del campeonato, una

Refuerzo, hasta ?nes de agosto situación nada favorable para los universitarios.

El último caso que le sucedió a Tigres con un jugador que no realizó pretemporada fue con Edno Cunha en el Clausura 2012.

El brasileño llegó a Monterrey el 31 de enero, ya cuando los felinos habían diputado cuatro juegos, aún así el jugador debutó en la quinta fecha ante el América jugando 29 minutos.

Notimex