31 de agosto de 2013 / 02:13 a.m.

Los fiscales de Massachusetts en el caso de Aaron Hernández por homicidio dijeron que es falsa la acusación de que los investigadores engañaron a un posible testigo.

Los abogados defensores afirmaron que los investigadores que visitaron a un presidiario de Connecticut le dijeron que estaban ahí "para ayudar a Aaron".

En documentos judiciales, los fiscales aseveran que los oficiales nunca le dijeron a Everett García que estaban ahí para ayudar a al ex jugador de los Patriots de Nueva Inglaterra, y que le dijeron reiteradamente a García que la entrevista era voluntaria. Los fiscales afirman que García es parte de una pandilla del poblado natal de Hernández: Bristol, Connecticut.

Hernández fue encausado con un cargo de homicidio la semana pasada en relación con la muerte de su amigo, Odin Lloyd. Su audiencia de lectura de cargos está programada para el próximo viernes.

Antes del levantamiento formal de cargo, Hernández se declaró inocente de un cargo de homicidio por la muerte de Lloyd.

Compareció brevemente en la corte el viernes.

AP