3 de diciembre de 2013 / 12:26 a.m.

Monterrey.- Luego de que su padre le recriminara el encontrase ebrio, un desempleado reaccionó en forma violenta y arremetió contra la casa de sus familiares, causando diversos daños.

Fue la oportuna intervención de las autoridades, en este caso elementos de la Policía de Monterrey, lo que evitó que el sujeto atentara directamente contra los afectados.

El hecho se registró la noche del domingo en la vivienda marcada con el número 1011 de la calle Lázaro Cárdenas, en la colonia Luis Echeverría.

En ese lugar fue sometido quien dijo llamarse Francisco Javier González Carmona, de 40 años de edad y quien se aloja en la vivienda de su padre.

Fue una llamada de un vecino que observó el incidente, al C-4 de Monterrey, lo que alertó a los elementos de la Secretaría de Seguridad y Vialidad, al registrarse la riña familiar.

Ellos procedieron al arresto cuando Francisco Javier estaba a punto de provocar destrozos dentro de la casa, y cuando ya había dañado la puerta principal.

A su llegada los uniformados se entrevistaron con el señor Francisco González Hernández, padre del detenido, quien señaló que su hijo se embriaga constantemente.

Al hallarse bajo los efectos del alcohol, manifestó, Francisco Javier suele ponerse agresivo, pero nunca había tratado de golpearlos a ellos, o no había causado daños.

Se estableció que el problema inició cuando González Carmona llegó a la vivienda en estado inconveniente, por lo que su padre lo regaño y le recriminó su actitud.

Esa llamada de atención ocasionó la molestia del ahora inculpado, quien reaccionó en forma violenta y tratando de golpear al papá, y al no conseguirlo, golpeó la puerta con piedras y otros objetos.

Fueron los elementos de la Policía Municipal asignados a la patrulla 8643 quienes atendieron el llamado ciudadano y efectuaron la detención del rijoso a petición del hombre de la tercera edad.

El acusado fue trasladado a las instalaciones del Cuartel Alamey, de la Secretaría de Seguridad y Vialidad de esta ciudad, donde fue turnado ante el juez calificador en funciones.

AGUSTÍN MARTÍNEZ