8 de marzo de 2013 / 01:59 a.m.

Humberto Leal, presidente de la Comisión de Protección Civil del Ayuntamiento de Guadalupe, expuso que la feria es una tradición familiar y no consiste en ir a ingerir bebidas embriagantes.

 Guadalupe.- • El retorno de la venta de alcohol en la Expo Feria Ganadera Guadalupe, aunque de manera controlada, da pie a que puedan ocurrir tragedias como la del 2010, sobre todo si no se cuenta con un plan de contingencia en materia de Protección Civil, expuso el regidor Humberto Leal.

Ante el argumento de que se ofrecen empleos y difusión al municipio a nivel nacional con esta feria por parte de la mayoría de los regidores priistas, Leal menciona que por el contrario se pone en riesgo a los empleados que laborarían en la exposición ganadera, así como la difusión puede volverse en su contra como hace tres años, cuando la noticia de la falta de filtros de seguridad y la estampida humana que asesinara a cinco personas trascendiera a nivel incluso internacional.

"Fue la solicitud que hicimos de un anteproyecto de Protección Civil a grandes rasgos, o en general un plan de seguridad; nos fue negado, no sé si porque no se tenga siquiera y no se podía hacer nada hasta que esté implementado e instaladas las áreas, pero todos sabemos que debe haber una labor preventiva a realizar previamente y como no tenemos el permiso rechazamos la propuesta. Estoy bastante preocupado porque se aprobó un proyecto sin siquiera tener conocimiento de cómo se va coordinar en esta materia (Protección Civil)", agregó.

El regidor panista, quien votara en contra del dictamen para el regreso de permisos de bebidas embriagantes, y a su vez presidente de la Comisión de Protección Civil del Ayuntamiento de Guadalupe, expone que la tradición de esta emblemática feria es la tradición familiar y no el ingerir bebidas embriagantes, sin embargo, año con año los permisos van avanzando hasta el punto en que puedan quizá retornar de forma completa.

"El alcalde manifiesta que está garantizado que está seguro, que va contar con medidas necesarias para que no suceda ninguna situación fuera de lo normal. El alcalde prometió que no iba a haber venta de alcohol, nosotros esperábamos por ende que no vinieran anuencias en el dictamen y vienen dos. Uno es en los eventos del conocido Palenque y el otro es de bajo perfil, un restaurante de los ganaderos denominado El Real, finalmente es privado, no como el Domo CARE, que es un caldo de cultivo pues finalmente reúne gran cantidad de personas y el temor colectivo está presente y nada más falta el detonante, una imprudencia o algo que desate el pánico para otra desgracia", afirmó.

Ve bien reducción de horario

Entre los cambios realizados, el regidor mencionó benéfico el cambio de horario, dejando un tope de actividad hasta la media noche, con lo que se reducirán las quejas de los vecinos del sector.

"La parte que veo bien es el cambio de horario, es la parte positiva que concluye a las 12 de la media noche por lo tanto no habrá afectación a vecinos, esta parte es positiva; que hay menos lugares para alcohol sí los hay, hay menos, pero en el Domo CARE se monopoliza la venta de alcohol, aunque sí hay modificaciones que los vecinos tengan menos molestia por ese lado", agregó.

ISRAEL SANTACRUZ