22 de marzo de 2013 / 12:17 a.m.

El coordinador de los ediles priístas, Eugenio Montiel Amoroso, dijo que solicitaron a la alcaldesa que la Contraloría investigue al secretario de Administración, Mauricio Serrano Cortés, y a otros funcionarios por las evidencias de que hay retención de cheques a proveedores.

 Monterrey.- • Regidores de Monterrey denunciaron lo que podría ser una amplia red de corrupción en la administración regiomontana, y exigieron a la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes que separe de su cargo a varios funcionarios mientras se investiga a fondo el caso.

Eugenio Montiel Amoroso, coordinador de los ediles priístas, entregó un escrito en la oficina de la alcaldesa, donde señala que la Contraloría debe investigar al secretario de Administración, Mauricio Serrano Cortés, por las evidencias que señalan que hay retención de cheques a proveedores.

En esa, se señala además del citado funcionario, a Cristina Tanaka, coordinadora Administrativa, por ser quien recogía y resguardaba cheques de proveedores en nombre de Serrano Cortés.

También se involucra a Saúl Saucedo, empleado de la Secretaría de la Administración Municipal.

"Estamos pidiendo concretamente en ese sentido, a la señora alcaldesa, que se investigue, que se llegue a fondo, que se determinen acciones legales que correspondan, y sobre todo estamos pidiendo la separación del cargo del secretario de Administración, de la Coordinadora Administrativa, y un funcionario menor", dijo el regidor.

El caso implica que podría haber además una usurpación de las funciones que en todo caso tiene la Tesorería Municipal, que es la única que debe entregar cheques y pagos."Queremos determinar si hay uso indebido de funciones de funcionarios, un secretario de Administración que usurpa las funciones del Tesorero".

Montiel Amoroso insistió en que esto podría ser todo un escándalo equiparable a los que han vivido otros alcaldes panistas, por las dimensiones que podría tener.

"Se está hablando de una red de corrupción que puede involucrar a más de 45 proveedores, estamos hablando de cerca de 40 millones de pesos en estas relaciones que estamos teniendo conocimiento", insistió el regidor.

En la investigación, se debe incluir a la Tesorería para determinar si existe alguna complicidad entre funcionarios de esa dependencia, con los de la Secretaría Administrativa.

"Creo que tenemos un grave problema con el Talón de Aquiles que es la transparencia".

Montiel Amoroso comentó que los regidores priistas están dispuestos a coadyuvar con la Contraloría, y "el oficio lo turnamos al Congreso, a la Oficialía Mayor del Estado, para que determinen los elementos que se tengan".

FRANCISCO ZÚÑIGA