9 de febrero de 2013 / 02:30 a.m.

Dallas.- • Dos mexicanos fueron responsabilizados del incidente que provocó esta semana la muerte de tres indocumentados, cuando la camioneta en la que viajaban cayó en una represa, informaron hoy fuentes judiciales.

Los mexicanos Javier Silva Morales, de 31 años, originario de Monterrey, y José Abraham López Lozano, de 25, de Michoacán, fueron acusados en una Corte Federal de San Antonio, Texas, de los hechos que podrían desembocar en un veredicto de cadena perpetua o pena de muerte, según la documentación presentada.

Los cargos podrían ser actualizados para incluir conducta mortal, pero incluso sin ella, podrían ser sujetos a tales veredictos.

En la acusación se precisa que López Lozano era el responsable del contrabando y que Silva Morales era quien conducía la camioneta.

López Lozano admitió ante agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas que ya antes había contrabandeado grupos de inmigrantes y dijo que por lo general pagaba a Silva Morales unos 300 dólares para que lo acompañara durante los viajes.

Ambos condujeron desde Houston para recoger a los indocumentados en un paraje cercano a la comunidad de Falfurrias, en el sureste de Texas.

Los inmigrantes habían cruzado la frontera cerca de McAllen el pasado domingo o lunes, según la acusación presentada ante la corte federal.

Agencias