25 de julio de 2013 / 09:17 p.m.

Isla del Padre• ¿Sabía usted que en la costa del estado de Texas se encuentra el banco de arena más largo del mundo?

Se trata de la Isla del Padre, que en las últimas décadas se ha convertido en uno de los centros turísticos más atractivos para los regiomontanos.

Con 210 kilómetros de longitud, y en promedio un kilómetro de ancho, este lugar se localiza a 380 kilómetros de la capital de Nuevo León.

Tras cruzar la frontera por Reynosa-Phar, hay que buscar la carretera federal 83, luego la estatal 77, y listo, una extensa playa de arena blanca, así como amplias zonas comerciales y gastronómicas, le esperan tan sólo al cruzar el afamado puente De la Reina Isabel.

Esta edificación, de poco más de mil metros de largo, conecta a la Isla del Padre con el territorio continental a través de Puerto Isabel, en el condado de Cameron.

El centro turístico recibe cada año a unos 40 mil visitantes, de los cuales un buen porcentaje proviene de México, y específicamente de Monterrey.

Ana Ibarra es uno de ellos, cada dos o tres años se desplaza desde su casa en la colonia Cumbres, para disfrutar con su familia del agradable ambiente de la isla.

"Es muy bonito este lugar, vine hace tres años y pues sí le recomiendo la gente que aproveche y viste la Isla del Padre", explicó.

Martín Varela tiene raíces latinas, pero nació y habita en Chicago, desde aquel lugar se desplazó para disfrutar de la playa en el sur de Texas.

"Un saludo a Monterrey, vengan para acá, porque acá todo está muy bien", señaló con un español apenas hilado.

Pero no sólo playa, brisa y mar hay en este sitio, también existen parques acuáticos ampliamente conocidos, y lugares interesantes que permiten conocer de cerca la naturaleza.

Los centros comerciales abundan en el Bulevar del Padre, desde tiendas de souvenirs hasta locales con venta de equipo para playa pueden observarse en ambos lados de la arteria.

Los restaurantes no pueden faltar, hay para todo tipo de gustos y exigencias, desde la famosa comida mexicana, hasta la italiana y oriental.

Así es que ya lo sabe, si aún no decide dónde disfrutar estas vacaciones, recuerde que la Isla del Padre es sin duda una buena opción.

AGUSTÍN MARTÍNEZ