1 de abril de 2013 / 01:31 a.m.

Monterrey.- • Para muchos, las vacaciones terminaron este domingo y, como prueba, el gran número de vehículos que ingresaba por la caseta Guadalupe, en la autopista a Reynosa.

Los regiomontanos regresaban, principalmente de McAllen, contentos de haberse alejado un rato del estrés y disfrutar de las compras en Estados Unidos, pero, por otro lado, tristes al regresar a trabajar.

Por la carretera, se podían ver a decenas de conductores en sus carros o camionetas, la mayoría en familia.

"Venimos de regreso ya, porque hay que trabajar; ni modo, se terminaron las vacaciones", expresó José Lugo, quien pasó una semana en McAllen.

Otra persona mencionó que los niños aún tienen una semana para seguir disfrutando de las vacaciones, pero la mayoría de los adultos no.

"Nos fuimos a McAllen de compras toda la semana y aprovechamos para irnos a la Isla del Padre; ya tenemos que trabajar mañana, los niños aún tienen una semana de vacaciones, pero nosotros ya nada", platicó Rocío de Hoyos.

Al cuestionarles sobre la seguridad en la carretera, manifestaron que sí había y no vieron que ocurriera algún incidente.

Sin embargo, pasaron un vía crucis en el cruce de la frontera y es que tardaron hasta unas cinco horas en poder cruzar a México.

"Sí hicimos mucho tiempo, pero no nos queda más que tener paciencia, ya estamos en Monterrey, es lo importante", expresó Orlando Muñoz.

Alrededor de las 16:00 horas de este domingo, se pudieron observar vehículos compactos y camionetas con varias personas en el interior, entre adultos y niños.

Otros prefirieron pasar sus días de descanso en Matamoros, Tamaulipas, o en municipios de Nuevo León, como Cadereyta, ya que dijeron lo importante es divertirse en familia.

"Nos fuimos a las playas de Tamaulipas, somos de San Luis Potosí, pero ya vamos de regreso", comentó Víctor Herrera.

En la caseta de Guadalupe, se pudieron ver a tránsitos municipales, elementos de auxilio vial, además de la policía municipal.

Según datos de la Red Estatal de Autopistas, durante esta Semana Mayor, unos 25 mil vehículos salían diariamente por dicha carretera con destino a Estados Unidos.

MARILÚ OVIEDO