7 de enero de 2013 / 01:21 a.m.

Monterrey • Para terminar con las festividades navideñas, este domingo la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, partió la tradicional gran Rosca de Reyes que se llevó a cabo en los alrededores del Palacio Municipal.

Hasta el lugar se dieron cita más de 18 mil regiomontanos, quienes pudieron disfrutar de un trozo de este postre y lograron llevarse premios como televisores y bicicletas, ya que en lugar de colocar en el pan "monitos", se colocaron 75 letras "M" con las cuales canjearon su regalo.

Además de esto, también se da fin a la pista de hielo y al pino navideño, ubicados en la plaza Zaragoza.

Dentro de los festejos se presentaron diferentes grupos musicales para ambientar a chicos y grandes.

MARILÚ OVIEDO