30 de noviembre de 2013 / 06:39 p.m.

Monterrey.- Luego del sismo que se dejara sentir la noche del viernes en Cadereyta y que fue percibido en algunos sectores del área metropolitana se generan más preguntas que respuestas, ya que se trata de un hecho al cual no están acostumbrados los regiomontanos.

Desde hace unos meses es a la fecha sismos de poca intensidad han venido ocurriendo en la entidad por lo que la alarma y la preocupación están presentes en las personas que radican en Monterrey, una ciudad tan ajena a los movimientos telúricos.

“La mejor previsión es que debemos de estar atentos ante este tipo de eventos y más ahora que las personas que ya han percibido este tipo de movimiento ya tienen una idea de lo que en realidad está pasando y si se trata de un temblor.

“Estas personas saben cómo es que son las vibraciones cuando es que ocurre, un terremoto y es importante el tomar en cuenta de que cuando ocurra algo evacuar los lugares”, sostuvo Juan Carlos Montalvo, maestro de la Facultad de Ciencias de la Tierra.

Para el especialista en la ciudad no hay una cultura sísmica lo que aumenta el riesgo entre sus habitantes.

“Es importante decir que debido a los últimos sismos han sido percibidos por la gente y en el caso de que ocurran otros de mayor magnitud es que ahora se tienen que tomar otro tipo de previsiones pues se pueden causar otro tipo de daños a las estructuras”, dijo

Explico que los movimientos sísmicos que han ocurrido se deben a acomodamientos que han ocurrido en el subsuelo, a través de fallas geológicas que están teniendo procesos de desplazamientos como no se habían tenido en años anteriores.

“Pero los sismos mayores a cuatro grados nos demuestran que la intensidad va en aumento y son eventos que las personas los pueden percibir de manera natural”, dijo Montalvo.

La regularidad que la que ha venido sucediendo es un indicativo y no descarte que se presente un sismo de mayor intensidad a los que han ocurrido.

“Un hecho es de que va continuar templando, la tendencia es de que en los últimos años la actividad sísmica de ha incrementado y la posibilidad de que ocurra un temblor de mayor intensidad que los anteriores es afirmativa, aunque puede ser en estos días, el año venidero, pero la actividad sísmica ahí sigue”, menciono el especialista.

Lorenzo Encinas