25 de noviembre de 2013 / 12:20 a.m.

 

Monterrey.- A fin de conmemorar el cierre del Año de la Fe, la Arquidiócesis de Monterrey organizó y culminó el evento denominado ASERCAT, una expo católica que recabó en dos días a 33 mil 800 asistentes.

En el evento, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, destacó que es una fiesta tan grande que en ella se busca no sólo la participación de los fieles, sino de aumentar su fe y volcarla en los valores para abatir muchos de los problemas como sociedad.

Durante el encuentro, que culminó este domingo y en el cual se realizó una misa solemne con la asistencia y participación del Nuncio Apostólico en México, Christophe Pierre, Cabrera López celebró la participación de los fieles, entre los cuales asistieron diversos funcionarios.

Pese a ello, Cabrera López destacó que lejos de buscar figurar en el evento, lo que los funcionarios debían hacer era aprovechar un momento para acercarse a la Iglesia como católicos y no como funcionarios buscando reflectores.

Por su parte, Christophe Pierre señaló que pese a la violencia en México es una nación con fe, por lo que sabe que este tipo de encuentros fortalece los lazos como individuos, sociedad y familias.

Israel Santacruz