26 de julio de 2013 / 02:13 p.m.

Monterrey.- • Porque en la canícula las temperaturas se elevan más y con ello los alimentos se descomponen más rápido, la Secretaría de Salud de Nuevo León recomendó a la población elaborar sus comidas con productos lo más frescos posible, y de no ser así, tenerlos bien refrigerados para que no se echen a perder.

Rafael Hernández, director de Salud Pública, comentó que los alimentos en mal estado generan enfermedades gastrointestinales, y la principal es la diarrea, que por semana en promedio en el estado se reportan unos 4 mil casos, según información del sector salud, compuesto por la citada dependencia, además del Instituto Mexicano del Seguro Social, el ISSSTE y médicos particulares.

"De las infecciones gastrointestinales en promedio ahorita no hemos rebasado el canal endémico, son nuestros promedios de los últimos siete años y en promedio se presentan cuatro mil casos en todo el sector.

"No estoy mencionando que sean por causas de temporada de calor, simplemente los médicos llenan un registro semanal de casos y cualquier enfermedad diarreica que ellos hayan revisado en su consultorio nos la notifican, es en general el diagnóstico, nuestro sistema de información no pudiera dispersar si es por temporada de calor o no es por temporada de calor, en general es la cifra que tenemos", declaró.

Rafael Hernández recomendó a la población lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño y en el caso de comer fuera de casa revisar bien que el establecimiento que hayan elegido cuente con las medidas de higiene necesarias. Además, que los alimentos de ese negocio estén en buen estado.

Con las altas temperaturas y el fuerte sol, la gente se expone además a quemaduras solares, y para ello pidió salir a la calle con ropa de manga larga o utilizar algún bloqueador especial para proteger la piel.

"Con la temporada de calor, con el incremento de las temperaturas, corremos el riesgo de que la descomposición de los alimentos sea un poquito más rápida, por eso aquí la recomendación es de consumirlos en el momento, y si esto no es posible, llevarlo de acuerdo a una refrigeración adecuada, tendríamos que tenerlo en refrigeración para que ese alimento no se descomponga tan fácilmente y podamos consumirlo al siguiente día o unas horas más tarde.

"Es importante que en esta temporada de calor identifiquemos los establecimientos de comida rápida que sean más adecuados para poder nosotros ingerir alimentos, sí es importante que nosotros como personas, nos lavemos las manos antes de comer y después de ir al baño para evitar la mayor contaminación, sabemos que nuestras manos tocan las áreas por las cuales andamos circulando, entonces es importante que nuestras manos estén el mayor tiempo posible limpias", comentó.

RICARDO ALANÍS