4 de marzo de 2013 / 01:44 p.m.

Monterrey • Sólo tres municipios del área metropolitana tienen en su reglamento la prohibición expresa para la instalación de casinos dentro de sus límites territoriales.

El primero de ellos que lo estableció fue San Pedro Garza García, luego Guadalupe y recientemente el municipio de Escobedo.

Más allá del cumplimiento en los hechos es que esta limitación debió haber quedado expresa desde noviembre de 2011, cuando el Congreso del Estado modificó la Ley de Desarrollo Urbano de Nuevo León.

El artículo127 bis dice a la letra: “Quedan prohibidos los usos de suelo y uso de edificación para casinos, centros de apuestas, salas de sorteos, casas de juego y similares. Los planes o programas de desarrollo urbano de los Municipios deberán establecer la prohibición de usos de suelo y uso de edificación para dichos establecimientos”.

Sin embargo, aún hay municipios como Apodaca, García, Santa Catarina, San Nicolás de los Garza y Juárez que están “en proceso de cumplimiento”.

A criterio de algunas asociaciones civiles en el caso de Monterrey, la normativa es endeble y susceptible de amparo.

LOS CUMPLIDOS

La ofensiva contra los casinos que operaban en el municipio fue emprendida por el entonces alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández Garza, aun antes de los trágicos hechos del casino Royale, lo que le llevó a constantes enfrentamientos con el Tribunal Contencioso Administrativo que permitía la reapertura de estos establecimientos.

Incluso fue el primero en enviar al Congreso local una iniciativa de reforma a la Ley de Desarrollo Urbano para prohibir el uso de suelo en este giro; ésta fue dictaminada a la par que la del gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, y finalmente se plasmó en la ley.

Incluso antes de su publicación en el Periódico Oficial del Estado, el 30 de noviembre de 2011, el reglamento de zonificación y uso de suelo de este municipio ya contaba con el blindaje.

En Guadalupe, las reformas a la normativa se realizaron también en este mes, durante la pasada administración.

En el artículo 27 del reglamento municipal dice: “Quedan prohibidos dentro de los limites jurídicos-administrativos del municipio de Guadalupe los usos del suelo y uso de edificación para, centro de apuestas, salas de sorteos, casa de juego, casinos y similares”.

Escobedo, que preside César Cavazos Caballero, ya cuenta con esta normativa, aprobada por el 27 de febrero de este 2013.

El acuerdo ya fue publicado el 1 de marzo en el Periódico Oficial del Estado, por lo que ya se encuentra vigente.

LOS PENDIENTES

Apenas a final de febrero, el alcalde de San Nicolás de los Garza, Pedro Salgado Almaguer señalaba que está pendiente el blindaje contra la instalación de los casinos, argumentando que es porque buscan ir por una solución de fondo.

Incluso en el portal electrónico del municipio, destaca un boletín de prensa en el que refuerza estas declaraciones tras una sesión de Cabildo el pasado 28 de febrero.

“"Ya tenemos en consulta nuestro Plan Parcial de Desarrollo Urbano, no vamos a permitir ni un casino más, pero no sólo se trata de añadir un artículo que diga: ‘Se prohíben los casinos’, la Constitución en el Estado de Nuevo León ya lo prohíbe, no nada más se trata de eso, se trata de hacer bien las cosas"”, expresó.

Justificó que el municipio tiene pendiente la consulta del Plan Parcial de Desarrollo Urbano, y el blindaje se hará cuando termine la misma.

En Apodaca y después de una calificación reprobatoria por parte de la plataforma Alcalde ¿Cómo Vamos?, que sostienen 45 organizaciones de la sociedad civil, se tomó un punto de acuerdo para prohibir en el municipio la instalación de estos giros, pero aún no se tiene fecha para los cambios en el reglamento.

En el mismo estatus se encuentra el municipio de Juárez, pues su normativa se someterá a consulta pública debido a que la aprobada en octubre de 2012, en la pasada administración, no es firme.

A consideración del alcalde Rodolfo Ambriz Oviedo, el blindaje es un hecho y se impondrá después de la consulta.

EN RIESGO

Aunque el municipio de García se encuentra aún en fase de consulta, una revisión de su proyecto de reglamento disponible en su portal electrónico, evidencia que al menos en la redacción puesta a consideración de los ciudadanos, no se define la negativa a los negocios de este giro.

En el mismo caso se encuentra Santa Catarina, ya que su reglamento no considera usos de suelo prohibitivos y maneja el concepto de condicionados.

En Monterrey, capital del estado, se encuentran la mayor cantidad de casinos que operan en la entidad, sin embargo su reglamento no define el término “casinos”.

Si bien en este municipio se cuenta con usos de suelo prohibidos, define solamente “casas de apuestas”, las cual prohíbe en su artículo 18, destacando que es de modo amplio a todos los tipos de juego que pueden darse en este tipo de establecimientos.

Sin embargo, la consideración del término “prohibido” es lo que, a consideración de algunas organizaciones no gubernamentales, lo hace endeble.

Claves

La situación

-Sólo los municipios de San Pedro, Guadalupe y Escobedo prohíben en sus reglamentos la instalación de casinos.

-Los ayuntamientos de Apodaca, Garcìa, Santa Catarina, San Nicolás y Juárez se encuentran pendientes de ajustar sus normativas.

-En lo que se refiere a Monterrey, existen algunos candados para que no se autoricen permisos a las casas de apuestas, pero, a decir de algunas organizaciones, la legislación es endeble.

-La alcaldesa expresó que en marzo cambiarán su reglamento de Desarrollo Urbano.

DANIELA MENDOZA LUNA