27 de febrero de 2013 / 03:03 p.m.

Cansada por sus 26 horas de vuelo pero llena de alegría por haber entrado a la historia del ciclismo mexicano, la regia Sofía Arreola regresó a casa y mostró sus dos medallas de plata obtenidas en el mundial en Bielorrusia el fin de semana pasado.

La ciclista confesó haberse sentido orgullosa de representar a nuestro país a nivel mundial y obtener los resultados positivos por los que entrena con dedicación y esfuerzo. Confesó haberse sorprendido por sus resultados ya que dice no se esperaba medalla.

"Estoy muy feliz de estar en regreso fue un viaje muy largo. Estoy muy feliz de poder conseguir dos medallas en el campeonato mundial.

"Todo el mundo estaba muy impresionado, asombrado de lo bien que andaba y todo el mundo muy feliz. La verdad fue una sorpresa porque el viaje fue muy largó, desgastante y no me esperaba una medalla, menos dos", confesó la ciclista los primeros minutos de este miércoles a su llegada a Monterrey.

Su padre Rolando Arreola también expresó la alegría que sintió cuando su hija subió al podium.

"Fue una alegría inmensa y ahora a seguir trabajando por más logros", dijo.

Diego Armando Medina