1 de junio de 2013 / 05:29 p.m.

 Apodaca • En total de 212 elementos de Policía y Tránsito de Apodaca regresaron este viernes a sus labores, luego de haber sido retenidos en la Agencia Estatal de Investigaciones, donde se les realizaron los exámenes de control y confianza, sin detectar anomalías.

Cerca de las 14:00 volvieron los preventivos para tranquilidad de sus seres queridos, quienes de inmediato fueron notificados por sus mismos parientes.

Ahora, los 30 que faltaban fueron llevados a la Policía Ministerial, porque eran a los que aún no se les aplicaban los exámenes.

Esto sucede luego de que este jueves los elementos de Policía y Tránsito de Apodaca fueran retenidos para realizarles las pruebas de control y confianza, mientras que la seguridad en el municipio estuvo a cargo de los elementos de la Fuerza Civil de Nuevo León.

Fueron más de 24 horas en las que la autoridad estatal estuvo prestando el auxilio a los habitantes que lo requirieron, mientras que los efectivos municipales eran regresados a la corporación.

En caso de solicitar la presencia de la Fuerza Civil, los vecinos de Apodaca marcaron el teléfono de emergencias 066, donde se atendió el reporte de manera inmediata.

Al menos dos patrullas fueron observadas en las entradas al edificio de Policía y Tránsito, una por cada uno de los accesos, con varios elementos apostados en ese sitio, mientras otros preventivos rondaron las instalaciones.

Lo que sí se observó fueron varios agentes de Tránsito, ya que algunos fueron trasladados a la Agencia Estatal de Investigaciones, debido a que los que se quedaron tuvieron que atender los accidentes viales que se generaron, además de atender las zonas escolares donde obviamente abundan los niños.

El jueves por la mañana, elementos del Ejército Mexicano, Policía Ministerial y PGR sitiaron las instalaciones de la Policía, ubicadas sobre la calle Díaz Flores y Garza García, en el centro de Apodaca.

Ahí concentraron a todos los efectivos y tras pasar lista fueron subidos en autobuses que los llevaron hasta el edificio de la AEI.

Allí, se les practicaron los exámenes de confianza, se revisa el porte de arma de cada uno de los policías y también se les cotejará en la Plataforma México, aunque todo volvió a la normalidad al mediodía de este viernes.

 — IRAM OVIEDO