27 de junio de 2013 / 02:03 a.m.

Monterrey.- • La remodelación del Hospital Infantil para convertirlo en un centro de salud bucal va a paso lento, según informaron vecinos del sector, quienes esperan desde 2009 volver a tener los servicios del nosocomio.

Aunque en el último año de la administración del entonces gobernador José Natividad González Parás se anunció que el nosocomio sería habilitado para una sola especialidad, apenas hace cinco meses comenzaron los trabajos de remodelación.

Los habitantes de las colonias Ancira, Independencia, Alfonso Reyes y Nuevo Repueblo reportaron a este medio que desde hace tiempo las instalaciones lucen descuidadas y los trabajos de albañilería parecen nunca terminar.

En el ala oriente del inmueble, donde antes se encontraba la unidad de consulta externa y los cuartos de internamiento es donde está la construcción. Pero en la parte exterior de este lugar, la hierba crecida y pintas en las paredes da un aspecto descuidado para el hospital que todavía ofrece servicio en una parte.

Cerca del área abierta para atender urgencias, en una de las jardineras se encuentran decenas de cajas de solución para diálisis caducas desde 2010 que aparentan ser basura, pero permanecen dentro de las instalaciones.

El Hospital Infantil dejó de dar atención a los infantes en 2009, ante la apertura del Hospital Materno Infantil, lo cual provocó protestas de la población y de los mismos médicos que laboraban ahí.

La principal queja de los habitantes era la distancia para llegar hasta el nuevo nosocomio para atender a los menores.

Sin embargo, las autoridades estatales decidieron darle un nuevo giro al nosocomio, ubicado en la colonia Ancira, en Monterrey, aunque todavía no se concreta.

SANDRA GONZÁLEZ