23 de mayo de 2013 / 01:38 a.m.

Chilpancingo de los Bravo • El presidente de la Comisión Instructora del Congreso local, Omar Jalil Flores Majúl confirmó que la próxima semana se reanudará el juicio político contra el ex procurador Alberto López Rosas, pero señaló que tardará hasta tres meses en emitir el dictamen correspondiente.

Flores Majul señaló que la próxima semana se volverá a reunir la Comisión Instructora para analizar el estado que guarda el juicio promovido por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a partir del desalojo del 12 de diciembre de 2011, que dejó el saldo de tres personas muertas; dos estudiantes abatidos a balazos y un empleado de la gasolinera Eva II.

Para los primeros días de junio, se estarían llevando a cabo las comparecencias que se tienen programadas para acercar los elementos que la Instructora necesita.

Confirmó la presencia del ex secretario de Seguridad Pública estatal, Ramón Almonte Borja, de personal de la CNDH y de quien en su momento era comisario de la Policía Federal (PF) en Chilpancingo, ya que seguramente estuvo informado de la actuación de sus elementos en la Autopista del Sol.

“Espero que en los próximos 45 días se desahoguen las comparecencias, para que en un término de tres meses cuando mucho tengamos elaborado el dictamen”, indicó.

El integrante de la fracción parlamentaria del PRI anticipó: “En la Comisión Instructora no vamos a dejar abierto ningún mensaje de impunidad, estamos haciendo nuestro trabajo y haremos lo propio para sacar bien este asunto, que es muy complicado”.

Negó que la designación de López Rosas como integrante del gabinete, lo que implica un respaldo del gobernador Ángel Aguirre, vaya a orientar el sentido del dictamen que emita la instructora.

“En todo caso, será a la fracción del PRD, porque para mí no”, atajó la presunción. Recordó que el ahora secretario del Trabajo solicitó la ampliación de pruebas y este procedimiento se le otorgará.

— ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN