Óscar Rodríguez
19 de junio de 2013 / 04:28 p.m.

 

Oaxaca • La sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), reinstaló la mesa de diálogo con el gobierno de Gabino Cué, para resolver sus demandas planteadas en su pliego petitorio que implican la liberación de poco más de 5 mil millones de pesos.

En el encuentro, el líder del gremio Rubén Núñez Ginés, le demandó al gobierno de Cué que se le preste la sede de la velaría del Cerro del Fortín para celebrar su Guelaguetza popular que se realiza desde la revuelta social del 2006, en los campos del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO), los cuales actualmente sufren de remodelación por la construcción del estadio de futbol del club “Alebrijes” de la liga de ascenso.

El dirigente magisterial confió en que le pueda facilitar tal inmueble o alguna sede alterna para efectuar su festejo.

Entre otros puntos a tratar se encuentran, la regularización de 6 mil plazas, además del otorgamiento de un aumento salarial, el pago de la última parte de la rezonificación salarial y un plan integral para mejorar la infraestructura escolar.

También demandan la liberación de los 5 profesores y un activista acusados de secuestrar a los sobrinos del Presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, quienes están presos en los penales federales de Puente Grande Jalisco y Nayarit.

De la misma forma reclaman la derogación de la reforma educativa federal, la cancelación de la evaluación estandarizada de los profesores a través de la ACE para mantener su puesto laboral, privilegiándose un esquema de exanimación regionalizado.

También urgen la cancelación de órdenes de aprehensión, recursos para vivienda, la construcción de un hospital, un hotel y la cancelación de las escuelas y módulos irregulares, además del desconocimiento de la sección 59 como gremio.

Los profesores también exigen castigo contra los responsables de las desapariciones forzadas, los asesinatos y detenciones arbitrarias cometidas tras la revuelta social del 2006. En este punto los profesores piden que se envíe por parte del gobernador una iniciativa al Congreso Local para crear la Comisión de la Verdad.

En este rubro, solicitan la libertad incondicional de presos políticos y de conciencia recluidos en los penales del estado. Y la presentación con vida de los profesores Carlos René Román Salazar y Guadalupe Pérez Sánchez y demás compañeros del magisterio y de organizaciones sociales, desaparecidos por el régimen; así como el castigo a los responsables de los asesinatos del profesor Rafael Vicente Rodríguez Enríquez y Bernardo Vásquez Sánchez, integrantes del magisterios y organizaciones sociales.

En este anexo agregan una exigencia para detener la represión en contra de los llamados Pueblos en Resistencia que se oponen a la construcción de un proyecto eólico en la zona de la Barra de Santa Teresa, en la región del Istmo de Tehuantepec.

En lo que respecta a su lucha en contra de la reforma educativa federal, piden que el gobernador Cué haga un pronunciamiento público en contra de esta ley y demanda la abrogación de la reforma a los artículos 3 y 73 constitucional, por presuntamente atentar contra los derechos labores, sindicales y humanos de los docentes. Además de contravenir el carácter público, laico, gratuito y obligatorio de la educación.

En este sentido, exigen que su Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PETEO), sean incorporados en la Ley Estatal de Educación del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, garantizando los siguientes aspectos: respetar los derechos laborales y profesionales de todos los trabajadores de la educación de Oaxaca, mantener el carácter gratuito, laico y científico de la educación pública, aplicar los recursos económicos suficientes para el sostenimiento de las escuelas y la eliminación de las cuotas escolares.

Además de garantizar el derecho al trabajo a todos los trabajadores de la educación del estado de Oaxaca y de los egresados de las escuelas normales, así como eliminar la evaluación que sanciona a los trabajadores e implementar una evaluación democrática y estandarizada a todos los involucrados en el sistema educativo, no solo a los profesores, debido a que en el estado de Oaxaca no existen condiciones sociales, económicas, geográficas, entre otras para su ejecución.

Demandan la basificación inmediata de todo el personal contratado bajo el régimen de honorarios, lo que implica la regularización de más de mil plazas.

De la misma forma, les piden mantener el esquema de plazas automáticas para egresados de las 11 normales regionales.

Piden también la entrega oportuna de uniformes, calzado útiles escolares para todos los alumnos con la leyenda que son una conquista ganada por tal gremio.

Requieren a su vez la dotación de infraestructura, recursos materiales, económicos y humanos, así como equipamiento a todos los Servicios Educativos en las Regiones del Estado y la creación de Subsedes de Servicios Educativos y cambio de modalidad de Subsedes a Delegación de Servicios Educativos donde sean requeridos.

Urgen la instalación de sistemas de internet a todas las escuelas de educación básica en la entidad y piden un nuevo hospital que brinde atención solo a los mentores y sus familias, así como clínicas regionales y estancias infantiles, sin dejar de agregar becas escolares para los hijos de los maestros.

Asimismo demandan atender las solicitudes de los trabajadores jubilados que urgen el pago de un bono equivalente a 12 días por año (prima de antigüedad, un incremento de aguinaldo a 90 días).

Pago de un bono por el día del jubilado, además de la nivelación automática de la pensión a todos los jubilados, junto con un incremento del pago del Seguro de vida de 18 a 40 meses.

En otro rubro demandan la creación de un fideicomiso con fondos del gobierno federal y estatal para financiar la construcción y adquisición de 2 mil 500 vivienda digna para los trabajadores de la educación, debido a que el FOVISSSTE se rige bajo normas que no alcanzan a cubrir las necesidades existentes. Además los intereses son muy elevados y afectan la economía de sus agremiados.

En este sentido también requieren incremento de préstamos especiales, ordinarios y creación de un fondo de contingencias para el otorgamiento de préstamos en caso de desastres naturales.

Agregan aumentar el parque vehicular con cuenta dicho sindicato, solicitando autobuses y camionetas además de vehículos y la construcción de un nuevo auditorio y hotel en el destino turístico de Puerto Escondido.

Como último punto piden al gobernador Cué, medie ante el SNTE para que les devuelvan a la sección 22, el cien por ciento de las cuotas sindicales de los trabajadores de la educación del estado de Oaxaca.