27 de noviembre de 2013 / 03:48 p.m.

México.- En el marco del ciclo "Íconos del Rock Mexicano", a cargo de la Fonoteca Nacional, el vocalista de la banda Panteón Rococó, Luis Román Ibarra, señaló que reinventarse es una necesidad constante a pesar de tener un lugar preponderante en la música popular.

"Gracias a la Fonoteca es un honor y placer ser parte de ese acervo, en la historia de la música popular y de los sonidos del país", señaló Luis Román a través de un comunicado de prensa.

En una sesión de escucha, los integrantes de la banda compartieron música, recuerdos y anécdotas e hicieron un recuento de la historia musical del grupo creado hace 18 años.

Luis Román Ibarra "Dr Shenka" (vocalista), Felipe Bustamante (teclado), Paco Barajas (trombón), Rodrigo Bonilla "Gorri" (guitarra), Missael Oseguera (saxofón) y Darío Espinosa (bajista), integrantes de la agrupación compartieron sus inicios en el mercado discográfico y su gira por Europa.

También recordaron la crítica que sufrieron de sus seguidores al masificarse su música, hablaron de algunos diseños de sus portadas, la creación de su estudio de grabación y la importancia de reinventarse.

Los discos que ha grabado la banda son "A la izquierda de la tierra", "Compañeros musicales", "3 veces 3", "Un Panteón muy vivo", "Panteón Rococó", "Ejército de paz" y "Ni carne ni pescado".

El saxofonista del grupo señaló que con su primer disco "A la izquierda" fueron a casi todas las disqueras para buscar apoyo en la grabación, sin embargo, ante la falta de éxito decidieron hacerlo de manera independiente.

De dicho material surgió el tema "La dosis perfecta", canción que en opinión de Luis Román rompió esquemas y trasladó a la agrupación a un nivel masivo.

La banda compartió que con su estudio de grabación El Cocodrilo, antes nombrado como "Frankenstein" y "Mugrero", se mantienen vigentes porque tienen mucha vida ya que es un centro de creación a muchos niveles.

Luis Román Ibarra afirmó que en los años de existencia del grupo, el reinventarse es una necesidad constante, en ese sentido Darío Espinosa dijo que muchas bandas viven un momento en el que entran en cierta apatía.

"Estábamos cayendo en un momento de no querer ensayar, teníamos que despertar y hacer algo atrevido", de lo que derivó el "disco atrevido" "Ni carne ni pescado".

El vocalista puntualizó que Panteón Rococó se reafirma como una banda de trayectoria, con un respeto por parte del público y los medios, con una respuesta increíble por parte de la gente.

En la Fonoteca Nacional estará la discografía completa de la agrupación e incluso el demo "Toloache pa? mi negra".

NOTIMEX