18 de abril de 2013 / 12:06 a.m.

“No tenemos porqué irnos del país”, refiere Leticia Zepeda, quien agradece el apoyo del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y se “reserva” sobre el antecesor de éste, Guillermo Galván.

 Ciudad de México • Tras emitirse la orden de un juez para liberar al general Tomás Ángeles Dauahare, la esposa del militar, Leticia Zepeda, aseguró que ahora solo le interesa que su esposo esté con su familia y que le reivindiquen su nombre y su honor.

Entrevistada en MILENIO Televisión, Zepeda consideró que una vez que se concluyan los trámites administrativos, el general Ángeles Dauahare dejará entre hoy y mañana el penal de alta seguridad del Altiplano, Estado de México.

La esposa del ex subsecretario de la Defensa Nacional planteó la intención de que el general retome su vida habitual con su familia, entre Cuernavaca, Morelos y el Distrito Federal, ya que “no tenemos porqué irnos del país, queremos retomar la vida que llevábamos”.

Leticia Zepeda refirió que las acusaciones que se hicieron contra Ángeles Dauahare fueron en otraadministración, cuando la situación era otra, pero el general siembre estuvo muy confiado, nunca dudó en que él iba a salir libre, porque “nunca hubo nada, no lo hay ni lo habrá” respecto a los señalamientos que le hicieron.

Antes, en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, Leticia Zepeda dijo estar agradecida con el actual secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, de quien recibieron apoyo.

Acerca del ex titular de esa dependencia, Guillermo Galván Galván, “me reservo”, dijo la esposa del militar preso.

Refirió que la última vez que vio a su esposo, fue el lunes. Lo vio bien y con mucha entereza, muy seguro de sus convicciones, sabiendo que la justicia iba a actuar como lo está haciendo y muy confiado. Sin embargo, dijo que la noticia los tomó por sorpresa.

 MILENIO.COM