29 de junio de 2013 / 03:26 p.m.

Al finalizar los trabajos matutinos del tercer día de pretemporada, los jugadores del Monterrey aprovecharon para relajarse, refrescarse y darse un chapuzón en la playa de su hotel de concentración.

Con buen humor, entre risas y acalorados, prácticamente toda la plantilla ingresó al  mar, dejando ver el buen ambiente que se vive en el seno del Monterrey.

Los únicos jugadores que no se refrescaron en el mar fueron el capitán José María Basanta y César Delgado pues ambos aprovecharon la oportunidad para seguir corriendo sobre la arena al término del entrenamiento.

A las 12 del medio día los Rayados tendrán su segunda sesión del día.

Diego Armando Medina