13 de julio de 2013 / 07:40 p.m.

Luego de una efímera desaparición que provocó protestas entre sus aficionados, Jaguares de Chiapas sufrió una renovación para encarar de la mejor forma el Torneo Apertura 2013, donde buscará alejarse del descenso.

De cara al inicio del certamen mexicano, el cuadro chiapaneco, antes San Luis, que hizo su cambio a esa entidad del sureste mexicano, se reforzó de una manera impresionante en esa renovación en busca de alcanzar sus objetivos.

Prácticamente la también nueva directiva del club cambió a todo su plantel, pues aunque dejó de ser el cuadro potosino los problemas de descenso y de crecimiento futbolístico son los mismos, por lo que será una incógnita esta reestructuración.

Fueron un total de 20 jugadores nuevos de los que se hizo la directiva del club para reforzarse, además de que se deshizo de los jugadores insignia de los "Reales" en esa mudanza, como el portero Óscar Pérez.

Así, a Chiapas arribaron futbolistas como Uriel Álvarez, Moisés Velasco, Carlos Ochoa, Luis Rodríguez, Félix Araujo, Álvaro Ortiz, Sergio Santana, David Toledo, Orlando Rincón, Mauricio Romero, Luis Robles, Francisco Torres, Mario Ortiz y Antonio Pérez.

También César de la Peña, Miguel Martínez, Martín Zúñiga, el colombiano Avilés Hurtado y el delantero argentino Lucas Viatri, quien por cierto tuvo problemas con la justicia de su país acusado de un presunto robo.

Mientras, los jugadores que en su momento pertenecieron al San Luis y que no entran en planes de la nueva directiva ni del técnico Sergio Bueno son el "Conejo" Pérez, Alan Zamora, César Lozano, Óscar Mascorro, Alfredo Moreno e Ignacio Torres.

Así como Michael Orozco, Francisco Acuña, el delantero colombiano Santiago Tréllez y Luis Mendoza, quienes encontraron opción en otros clubes.

De esta manera, el "nuevo" Jaguares de Chiapas buscará tener un mejor torneo con el firme objetivo de estar en la liguilla, pero sobre todo de tomar distancias de los equipos involucrados en la tabla del porcentaje.

Notimex