24 de enero de 2013 / 12:12 a.m.

Firmaron su renuncia ante las autoridades de la Fiscalía General del estado de Durango, por lo que acudieron a las presidencias municipales para exigir una liquidación justa con los alcaldes.

 Durango • Los 91 policías de Gómez Palacio y Lerdo que fueron puestos en libertad la tarde del martes, tras no encontrarles relación alguna con grupos delictivos, firmaron su renuncia ante las autoridades de la Fiscalía General del estado de Durango.

Los preventivos acudieron con los alcaldes de los dos municipios para solicitar una liquidación justa.

Una vez que fueron puestos en libertad los 91 elementos policiacos de La Laguna de Durango, informaron que se trasladaron a su ciudad de origen a través de un autobús de pasajeros que fue rentado por el mismo personal de la Fiscalía de Durango.

Sin embargo, al percatarse de que éste no sería escoltado por ninguna autoridad, muchos de los elementos decidieron llamar a sus familias para que acudieran por ellos a la capital.

Los 91 policías puestos en libertad, 25 de ellos agentes de Gómez Palacio y 66 de Lerdo, se hicieron presentes en los diferentes ayuntamientos para hablar con los munícipes y explicarles que antes de ponerlos en libertad, decidieron renunciar a sus cargos, ya que a decir de ellos, la condición para continuar como parte de la corporación era tomar el curso de adiestramiento militar que se lleva a cabo en El Salto, Pueblo Nuevo, Durango.

Pero todos los policías coincidieron en no acudir a dicho lugar y firmar su renuncia.

Ante esta decisión, los elementos policiacos de Lerdo acudieron al Salón Azul de la Presidencia Municipal, donde fueron atendidos por el alcalde Roberto Carmona Jáuregui, quien los escuchó.

Los 66 policías liberados le hicieron saber su preocupación por su situación y sobre todo exigían una pronta y justa liquidación, conforme marca la ley, además le hacían saber que firmaron la renuncia voluntaria ya que de lo contrario serían trasladados al poblado de El Salto.

Carmona Jáuregui los citó para que acudieran la próxima semana para enlistar los nombres de quienes quedaron fuera de la corporación, y dar seguimiento personal sobre el pago de su salario.

El alcalde reiteró el apoyo a los familiares y a los ahora ex elementos policiacos. Respecto a la Academia de Policías, aseguró que por el momento dichas instalaciones se encuentran cerradas y no habrá entrenamiento para ninguna persona hasta nuevo aviso.

Hizo hincapié en que la seguridad del municipio continuará a cargo del personal del Ejército Mexicano, así como de elementos de las fuerzas federales y estatales, incluso de agentes de la Dirección Estatal de Investigación.

También renuncian en Gómez Palacio

Algunos de los agentes de Gómez Palacio, que se hicieron presentes durante el transcurso de esta mañana a las instalaciones de la Secretaría de Protección y Vialidad (SPV), declararon que acudieron por algunas pertenencias y que se presentarán en la Presidencia para que se les apoyara con la liquidación.

Se desconoce hasta el momento qué avances tengan los 64 elementos que fueron arraigados para continuar con las investigaciones.

Redacción