31 de mayo de 2013 / 02:15 p.m.

Monterrey • Los comerciantes afuera de las clínicas 33, Gine y 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social que habían sido retirados el miércoles volvieron a instalarse la mañana del jueves, por lo que de nuevo fueron desalojados por autoridades de Monterrey.

Eran alrededor de siete a ocho negocios los que desde las 06:00 comenzaron a ser instalados, desafiando a la autoridad.

Sin embargo, arribó el personal de Protección Civil de Monterrey al mando de su titular, Alejandro Doria Mata, y de la Dirección de Comercio, quienes pidieron a los comerciantes se retiraran sin decomisarles la mercancía.

Algunos mostraron un amparo, sin embargo, al ser revisado se dieron cuenta que estaba vencido.

Doria Mata reveló que está prohibido vender sus productos en la calle si no tienen el debido permiso y todo en regla.

“"No deben de obstruir el paso en el puente peatonal, tienen que contar con todas las medidas de seguridad, se les está invitando a que se retiren"”, expresó.

Hace aproximadamente dos días, el delegado regional del IMSS, Jorge Luis Hinojosa Moreno, se reunió con la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, pidiéndole que lo apoyara en el desalojo de los comerciantes que desde hace tiempo se instalan en los referidos hospitales.

Atendiendo la petición, se llevó a cabo un operativo el pasado miércoles, por lo que la zona quedó limpia.

Ayer volvieron a instalarse y las autoridades acudieron de nuevo a invitarlos a quitarse.

Sólo quedaron dos al poniente de la avenida Félix U. Gómez y la calle Florencio Antillón: un hombre de la tercera edad discapacitado y un taquero, pero ambos con su permiso en orden.

Varios familiares de pacientes internados en esos lugares mostraron su inconformidad con el operativo, ya que aseguraron, estaban trabajando y no hacían cosas indebidas.

Se logró saber que para evitar se instalen de nuevo los comerciantes de comidas, refrescos y otras cosas, se llevará a cabo un operativo carrusel.

IRAM OVIEDO