14 de octubre de 2013 / 11:38 p.m.

México.- El subsecretario de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán, informó que la ciudad de México registra la tasa más alta del país en deserción en ese grado de estudios con casi 90 mil jóvenes, quienes el último año truncaron sus estudios, es decir casi dos de cada 10.

Al participar en la instalación de la Comisión para Planeación y Programación de la Educación Media Superior en el Distrito Federal, indicó que una de las fortalezas de la capital del país es la amplia oferta de oportunidades educativas en ese nivel.

El funcionario de la Secretaría de Educación Pública (SEP) indicó que en esta capital existen 530 planteles de Educación Media Superior, donde se atiende a cerca de 440 mil alumnos, solo en la modalidad escolaridad, es decir a uno de cada 10 a nivel nacional.

Agregó que gracias al esfuerzo de las instituciones educativas hoy en día el Distrito Federal es una entidad con una "cobertura bruta superior al 100 por ciento", lo que la convierte en la única en el país que está cerca o muy cerca de alcanzar la cobertura universal.

"Este es un asunto de vital importancia, porque si aspiramos a alcanzar cobertura universal y no somos capaces de que los jóvenes permanezcan en la escuela, entonces un enorme esfuerzo de cobertura se ve debilitado por el fenómeno de abandono escolar que responde a muchas causas", expresó.

En este contexto, consideró que se requiere "construir una alianza poderosa para enfrentar un fenómeno de esa naturaleza" y citó como ejemplo que si se toma en cuenta que en el país, en el ultimo año, 650 mil jóvenes dejaron la escuela, entonces puede decirse que alrededor de uno de cada siete es un capitalino.Por lo anterior, el funcionario federal opinó que este es el gran desafío de la ciudad de México en materia de nivel medio superior.

Planteó que los jóvenes capitalinos enfrentan una gran paradoja en consecuencia, pues disfrutan de las mayores oportunidades en el país para acceder al nivel medio superior, pero al mismo tiempo, por diversas razones, enfrentan dificultades para permanecer en la escuela.

A su vez, la directora general del Colegio de Bachilleres, Sylvia Ortega, expresó que esta ciudad tiene una deuda, y parece creciente, con sus adolescentes y jóvenes.

Comentó que en los planteles de Educación Media Superior cada año se reciben una gran cantidad de jovencitos, pero en los primeros 60 días se van masivamente, sobre todo los más pobres y en consecuencia no se les alcanza ni siquiera a ofrecer una beca porque se fueron.

En ese sentido, reconoció que existe un déficit de calidad inaceptable, "rendimientos académicos mediocres, altísimos índices de reprobación, una enorme precariedad en nuestras formas de atención".

Además de la desilusión de los jóvenes de la ciudad de su falta de un concepto de futuro viable, próspero, los padres de familia también quienes consideran que el acceso a ese nivel es muy difícil y a nivel superior casi imposible.

Notimex