ADRIANA CARLOS
31 de agosto de 2013 / 08:00 p.m.

Sinaloa • Sinaloa afortunadamente tiene tranquilidad, pero no descartamos cualquier evento de alto impacto, estamos en una vigilancia constante y permanente a lo largo y ancho de la entidad. Mientras haya un solo delito de alto impacto tendremos que estar en estado de alerta, no podemos confiarnos y echar a volar las campanas al vuelo, señaló el secretario de Gobierno en la Sinaloa, Gerardo Vargas Landeros.

 

A nivel estatal se tiene una disminución de homicidios de al menos un 50 por ciento, de acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública y un 70 por ciento en Mazatlán, al que catalogó como el destino turístico más seguro del país.

 

"Ya no tenemos aquellos grandes problemas que estaban asediando a la clase empresarial, los famosos levantones, en fin, cuál es la clave, en la participación y la decisión del gobierno del estado, municipal y de la sociedad que en un momento se cansó y se sentía muy lastimada y tomaron la decisión de hacer las denuncias ciudadanas, que hasta pistas dieron para capturar a secuestradores", indicó.

 

Entrevistado después de la ceremonia de cambio de dirigencia de la Asociación de Ejecutivos de Ventas y Mercadotécnia en Mazatlán, dijo que, en lo que va de la administración no ha ocurrido absolutamente nada y, se mantiene el operativo especial que se hace en todo el estado, en constante vigilancia.

 

Indicó que, la zona serrana siempre es un lugar que se tiene que reforzar mucho, en todos los municipio. En cuanto al número de personas desplazadas de los pueblos, indicó que, de acuerdo al último conteo venían mil 200 familias, principalmente de los municipios de, Concordia, San Ignacio, Badiraguato, Choix y Sinaloa de Leyva.

 

Dijo que, el Instituto de la vivienda ya los está atendiendo, el objeto final es que se regresen a sus lugares de origen, está el ejército, la policía estatal, municipal y federal.

 

Además, ante la temporada de lluvia están con un preparativo especial, protección civil están atentos las 24 horas, se tiene el apoyen del ejército mexicano, recibiendo informes constantemente, no se han tenido mayores problemas salvo la granizada en Escuinapa, que hubo algún daño en algunas viviendas de lámina de cartón, se les prestó auxilio, lo que quisiéramos como gobierno que siguiera lloviendo, nos urge agua en las presas, necesita agua para producir alimentos.