2 de junio de 2013 / 11:09 p.m.

 

 Nayarit • Las autoridades de la Secretaría de Salud del estado de Nayarit mantienen la alerta en los 20 municipios ante el incremento de casos de dengue hemorrágico principalmente en los municipios de Tuxpan, Santiago Ixcuintla y Rosamorada la zona costera de la entidad.

El secretario de Salud, Oscar Villaseñor Anguiano, reveló que a la fecha se han registrado 262 casos y un deceso en el municipio de Tuxpan.

En los municipios con mayor incidencia de dengue se han implementado cercos sanitarios para evitar la propagación del brote atípico de la enfermedad entre la población.

En reunión del Comité Estatal de Lucha Contra el Dengue se establecieron estrategias para amainar el alto índice de casos de dengue presentados en últimas fechas.

Los 20 presidentes municipales y funcionarios de la Secretaría de Salud, así como representantes del IMSS e ISSSTE, coincidieron en que este brote está focalizado en los municipios de Tuxpan, Rosamorada y Santiago Ixcuintla, se han registrado seis casos en otros ocho municipios, por lo que las acciones de combate al dengue se realizan en todo el estado, con una inversión hasta la fecha de 9 millones de pesos.

Destacaron que más de mil 200 toneladas de cacharro han sido removidas en los 20 municipios del estado, donde también se realizan nebulizaciones y entrega de abate.

Conminaron a la población a enfocar sus esfuerzos en la descacharrización para que en esta temporada de lluvia se evite en lo más posible el surgimiento del mosco del dengue.

El secretario de Salud dio a conocer que de los 262 casos de dengue, 178 de tipo hemorrágico, Tuxpan registró 106, Santiago Ixcuintla 96, Rosamorada 24, Tepic 19, 17 de ellos procedentes de la zona norte; Ruiz cinco, San Blas cinco, Bahía de Banderas dos, Xalisco dos, Compostela uno, Santa María de Oro uno y Huajicori uno.

En el 2012 se registraron 155 casos de dengue en Tepic, Santiago Ixcuintla, San Blas, Tuxpan, Rosamorada, Bahía de Banderas, Xalisco y Compostela, de acuerdo con datos oficiales de salud.

Salvador Arellano