31 de octubre de 2013 / 03:38 a.m.

Monterrey.- A pesar de la cercanía del Día de Muertos y de la tradición de llevar flores a nuestros difuntos, las ventas de arreglos no son las esperadas.

Pedro Meza Niño, vendedor de flores desde hace más de 30 años, comentó que, a pesar de que se esperaba que las ventas comenzaran desde el fin de semana pasado, éstas no han tenido un repunte.

El comerciante mencionó que esperan que el aumento comience a presentarse a partir del jueves o viernes, pues el día fuerte será sábado.

Las flores más vendidas en estas épocas son los claveles, el cempasúchil y gladiolas y los precios de los ramos van desde los 50 hasta los 200 pesos, pero con tal de tener ventas estos pueden ajustarse a su presupuesto.

El llevar flores a nuestros difuntos es toda una tradición mexicana que no hay que olvidar.

Denisse Mesta