18 de febrero de 2013 / 11:13 p.m.

Zihuatanejo de Azueta, Gro. • La falta de mercado y el retiro de la única empresa que compraba la producción de ganado para engorda ha ocasionado el desplome en las ventas hasta en un 50 por ciento.

Esta situación causa una gran incertidumbre entre miles de ganaderos de los municipios de Petatlán, Coahuayutla, La Unión y Zihuatanejo, en la franja costera de la región de la Costa Grande del estado.

A lo anterior, los precios de ganado en pie han disminuido más del 15 por ciento, debido a la salida de la empresa “SuKarne”.

Dicen que con la cercanía de la temporada de estiaje, también escaseará el forraje por el abatimiento de los agostaderos y a la falta de alimentos balanceados, pues crecerá la demanda.

Dadas estas circunstancias, los productores pecuarios vislumbran un panorama gris para este año.

Entrevistado al respecto, Aviud Rosas Ruiz, integrante de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Cebú, expresó: “Estamos platicando algunos ganaderos para buscar alguna alternativa, buscamos una solución, una probable salida viable para todo el sector”.

Reprochó que los precios del ganado estén cayendo a pesar de que existe poca producción.También lamentó la salida de la empresa “SuKarne”, la cual calificó como una empresa fuerte y solvente, con mucha capacidad para acopiar ganado para engorda.

“Desconocemos por qué se haya ido, pero eso ha provocado que los precios del ganado bajen”, apuntó.

La empresa “SuKarne”, cerró sus puertas hace aproximadamente tres meses; mientras estuvo instalada, en esta zona el kilo de becerro se pagaba entre 25 y 26 pesos, hoy en día el kilo se vende casi en 20 pesos y de acuerdo a los ganaderos, hay probabilidades de que la tendencia siga a la baja.

“Eso nos afecta a todos los ganaderos, vamos a seguir platicando con las asociaciones ganaderas, con todas las organizaciones que tengan que ver en este sentido para buscar alguna alternativa que nos pueda ayudar en el mejoramiento en el precio del ganado”, dijo Aviud Rosas Ruiz.

Finalizó diciendo que la Unión Ganadera tenía un promedio mensual de mil becerros para engorda, además del ganado que se envía directamente al rastro para sacrificio. Y ahora solamente salen el cincuenta por ciento de esa cantidad, ya que los productores no pueden vender su ganado por falta de mercado y por el bajo precio en que se cotiza, concluyó.

JAVIER TRUJILLO