20 de septiembre de 2013 / 01:49 p.m.

 Ciudad Victoria • El desbordamiento de ríos y arroyos en Tamaulipas mantiene a 4 mil 287 personas en albergues en 16 de los 33 municipios afectados por "Ingrid" y más de una veintena de ejidos continúan incomunicados.

Además se advierte que habrá más lluvias por una nueva perturbación en el Golfo de México.

El gobernador Egidio Torre Cantú dijo que se están distribuyendo apoyos alimenticios a través de 6 helicópteros tanto de las Secretarías de Marina (Semar) y de Defensa Nacional (Sedena), así como de Policía Federal y del propio estado, además de dos rentados para poder dar mejor abasto a las familias afectadas.

Torre Cantú dijo que este jueves, nuevamente, recorrió las zonas afectadas de Ocampo, Gómez Farías y Llera, además de otras en el centro de la entidad para luego participar en la reunión del Consejo Estatal de Protección Civil donde se marcaron cada una de las localidades afectadas y las prioridades con claridad.

Indicó que todas las poblaciones deben de regularizar el abasto de agua potable, ya que las líneas de conducción continúan con problemas, en algunas de ellas sube el río y dañan los equipos de bombeo, y en otras los pozos que las abastecen tienen problema.

"Entonces tenemos diferentes formas de estar abasteciendo, una de ellas empezó con el abastecimiento por medio de bolas o botes de agua potable, estamos moviendo algunas pipas para que ahí mismo puedan estar suministrando agua a la población", indicó el gobernador.

"También estamos moviendo plantas potabilizadoras portátiles, que nos ayuden mientras podemos regularizar el servicio"agregó.

En la reunión del comité se informó que hasta la noche de este jueves había 41 albergues habilitados y con damnificados, especialmente en los municipios de Aldama, Altamira, Gómez Farías, González, Güemez, El Mante.

Además se instalaron albergues en Mainero, Llera, Ocampo, Padilla, Soto La Marina, San Fernando, Burgos, Soto La Marina, Tampico, Victoria y Xicotencatl.

Asimismo de que existe más de una veintena de comunidades rurales incomunicadas, en Abasolo, Aldama, Burgos, Villa de Casas, Gómez Farías, González, Hidalgo, Jiménez, Llera, Mainero, San Fernado y Xicotencatl.

El mandatario tamaulipeco dijo que la perturbación que entró por la Península de Yucatán y se encuentra en el Golfo de México es la segunda preocupación del gobierno.

"Hasta este momento la información que tenemos es muy posible que sigan las lluvias, todavía no se tiene con certidumbre, con seguridad determinada las posibles trayectorias, todavía están muy erráticas, todavía es pronto, pero de acuerdo al último reporte de la Conagua bajó la probabilidad de que se convierta en un huracán", comentó.

 — NOTIMEX