ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN
30 de agosto de 2013 / 01:15 a.m.

Guerrero • El consejero de la Casa de Justicia que la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) tiene en El Paraíso, Arturo Campos Herrera denunció que no aparecen 70 policías comunitarios detenidos durante el desalojo del 27 de agosto, en la carretera que va hacia Cruz Grande.

 

Inicialmente el promotor de la CRAC en Tixtla, Gonzalo Molina González reportó la desaparición de 40 policías comunitarios que estuvieron en las acciones del martes, cuando fueron replegados por elementos del Ejército nacional.

 

Sin embargo, el consejero Arturo Campos se comunicó telefónicamente para puntualizar que son 70 los comunitarios que no aparecen, los que proceden de poblaciones como Vista Hermosa, Vista Alegre, El Charco y Chacalapa, entre otros.

 

Indicó que hasta la fecha no se ha tenido comunicación con el gobierno estatal ni la federación para pedir la presentación de sus compañeros, aunque sostuvo que hay muchos testigos de que se les detuvo en las acciones del martes.

 

Bajo esta circunstancia, dijo que en estos momentos los operadores de la CRAC están dispersos en todas sus zonas de influencia, informando a la población sobre la situación que se enfrenta con el gobierno estatal.

 

Gonzalo Molina confirmó que este jueves habrá movilizaciones en la cabecera municipal de Tixtla, para solicitar la presentación con vida de sus compañeros.

 

Arturo Campos indicó que los trabajos de información en las comunidades tienen la intención de preparar una acción más fuerte que la del lunes y martes pasados, para sensibilizar a las autoridades.

 

Recordó que a los 70 desaparecidos se suma la permanencia en diferentes lugares de 21 comunitarios detenidos por el Ejército y la Marina Armada desde el 21 de agosto a la fecha, entre los 21 está la comandante Nestora Salgado García de Olinalá, presa en el penal federal de Tepic Nayarit.

 

Como existe la posibilidad de que al momento del desalojo algunos comunitarios hayan huido hacia los cerros, Arturo Campos refiere que se realizan recorridos de búsqueda para tratar de encontrarlos, aunque también asume que ya es tiempo de que llegaran por su propio pie a sus domicilios.

 

Manifestó que la CRAC tiene la disposición de entregar a los ayuntamientos de Tixtla y Ayutla de los Libres las armas que les quitaron en los últimos días, pero también demandó que los militares les regresen casi 500 armas de bajo calibre, las que les han decomisado en las acciones de los últimos días.