2 de diciembre de 2013 / 11:14 p.m.

Los refuerzos comienzan a llegar al campamento del Puebla de La Franja, donde este lunes reportaron puntuales a la cita los jugadores nacionales, Francisco Torres, Moisés Velasco y Daniel Guzmán hijo, quienes de inmediato realizaron sus pruebas físicas y médicas para ponerse a tono con el grupo que el miércoles emprenderá el viaje al puerto de Acapulco.

Quien se espera haga su arribo en próximas horas, es el argentino, Iván Bella, que debió presentarse al igual que sus ex compañeros de Chiapas, luego de confirmarse su traspaso por la directiva Camotera, que sigue trabajando para concluir las negociaciones con otros elementos que interesan al conjunto.

Poco después de finalizada su primera práctica con los blanquiazules, el mediocampista, ex de Jaguares, América, Santos, Monarcas y Atlas, Francisco "Paco" Torres, se dijo contento e ilusionado por esta nueva oportunidad que se le brinda, la que buscará aprovechar para trascender con La Franja, no sólo en el tema porcentual, sino también con una clasificación.

"Contento porque viene otra etapa en mi carrera, en otro equipo que es Puebla, que tiene una buena afición, tiene historia, aquí lo importante es armar al grupo, que ya estén todos, trabajar fuerte lo que es la pretemporada y empezar con ilusionarse, son nuevos retos, cosas muy importantes que en mi cabeza están, el ganarme un puesto, ser importante en el equipo, ir paso a paso, sabemos el problema que existe con el equipo del descenso, igualmente queremos aspirar a más, queremos aspirar a la liguilla, vamos a trabajar fuerte para lograr eso".

Por su parte, el también ex jugador chiapaneco, Moisés Velasco, que también se desempeña en el medio campo, destacó que para él es importante el cambio que se da en su carrera, pues sabe que es una nueva oportunidad de demostrar que está para algo importante, más si una escuadra como Puebla deposita su confianza en él.

"Muy contento de haber llegado a este equipo, los objetivos son ganar y ganar, el equipo tiene que empezar a ganar, tiene que hacer bien las cosas, esperamos hacer un buen torneo, alejarnos del descenso, es algo también importante, pero siempre pensando en estar en una liguilla y por qué no buscar un campeonato".

Finalmente, el heredero del ex técnico del Puebla, Daniel Guzmán hijo, se mostró entusiasmado con el cambio de colores, tras recordar que durante su paso por Santos fue instruido por Romano, quien de nuevo le abre la puerta para demostrar que tiene la capacidad de escribir su propia historia, alejada de los éxitos que forjó su padre, incluso en la misma institución.

"Estoy muy agradecido con la oportunidad que se me da, vengo a aprovecharla al máximo. Es complicado siempre llegar y ganarte un lugar, pero con trabajo y mucha humildad se dan los resultados. Él (Romano) ya me tocó en Santos y lo conozco, sé cómo trabaja, entonces vengo muy agradecido con la oportunidad", sentenció.

Edgar González