4 de diciembre de 2013 / 12:30 a.m.

Monterrey.- Por un sólo boleto, que tiene el mismo costo, unos ofrecen clima, asientos cómodos y hasta wifi... Otros, un paseo extremo con mal trato incluido. Es la realidad que conocen los usuarios del transporte urbano en Nuevo León.

Aunque se presume que en Nuevo León se cuenta con las unidades más recientes, lo cierto es que por las calles todavía se observan camiones viejos y en mal estado.

El calificativo que hacen los pasajeros da cuenta de los dos extremos que se viven en cuanto al transporte urbano.

Las quejas más frecuentes de los usuarios son el mal servicio que dan los choferes de ciertas rutas, la suciedad de las unidades y el costo.

Aun así, los transportistas insisten en que es necesario un aumento de tarifas.

 Francisco Zúñiga