25 de julio de 2013 / 02:03 a.m.

  

Monterrey.- Los temblores en el puente peatonal sobre la avenida Bernardo Reyes, a la altura de Colón, son evidentes. Tanto como el deterioro que tiene la construcción que hace temer a los miles de transeúntes que lo cruzan diariamente y que en cualquier momento se puede caer, con ellos arriba.

El mal estado del paso peatonal ha sido denunciado en múltiples ocasiones por la gente que lo utiliza, sin muchos resultados.

Víctor Rodríguez pasa todos los días por ahí, en la mañana y por la tarde. Así que puede ver perfectamente los detalles que tiene la estructura.

"Muy deteriorado, se ve por todos lados, no es que se esté cayendo, pero algunas partes sí parece que se van a desprender", dijo este joven trabajador.

En realidad, el puente deja mucho que desear. El deterioro se nota a simple vista, sobre todo en la escalera del lado oriente. Los escalones, hechos de concreto y colocados sobre una base metálica, han quedado pulverizados por la erosión de miles de pisadas diarias.

En una de las gradas, la luz del sol penetra el concreto, porque ya se hizo un agujero. Por abajo, las varillas de la estructura asoman peligrosamente, con riesgo de caer sobre la gente que camina por debajo.

Sobre la otra acera no es tan notoria, sobre todo porque está cubierta por la parte de abajo. Pero el riesgo sigue siendo el mismo.

Zenaida Hernández también lo usa frecuentemente, pues queda de paso a su trabajo.

"A veces tiembla muy feo y se me figura que vamos a caer", comenta. No sabe si tiembla porque está dañado o por tanto auto y camión que pasa por debajo, pero se percibe claramente.

Y sí, basta pararse a mitad del puente, para sentir como vibra.

Este miércoles al mediodía, Servicios Públicos de Monterrey anunció que el puente será restaurado, pues aunque no corre el riesgo de caer, si se necesitan cambiar las escaleras, principalmente de la acera oriente.

Francisco Zúñiga Esquivel