24 de marzo de 2013 / 01:23 a.m.

Stephan El Shaarawy disfruta de su sociedad con Mario Balotelli y cree que puede liderar el ataque de Italia y del Milan durante muchos años.

El Shaarawy, de 20 años, y Balotelli, de 22, se han convertido en símbolos del enfoque en la juventud del entrenador italiano Cesare Prandelli.

"Mario y yo representamos una nueva y joven Italia", dijo El Shaarawy, previo al partido de eliminatoria mundialista contra de Malta. "Invertir en la juventud es lo más importante. Lo estamos haciendo bien, pero todavía podemos mejorar para fortalecer a Italia".

"Creo que es un punto de inflexión para el fútbol italiano. Hay muchos futbolistas talentosos menores de 21 años en la banca o en la Serie B y eso nos da esperanza en el futuro".

El Shaarawy se ha convertido en el centro de atención esta temporada con 16 goles en la Serie A.

Su eficacia al ataque se ha marchitado recientemente para este joven, y sólo ha anotado una vez desde que llegó Balotelli del Manchester City a finales de enero.

"No creo que la llegada de Balotelli me haya entorpecido", dijo El Shaarawy. "De hecho, ha facilitado mucho las cosas para mí. Es un gran jugador y un buen tipo que está creciendo mucho. Jugar juntos en el Milan nos ayuda en la selección nacional, Mario y yo nos complementamos".

Balotelli anotó un gol impresionante el jueves en un partido amistoso contra Brasil en que Italia perdía por dos y acabó empatando 2-2.

El tanto colocó la cuenta de Balotelli en ocho goles en el mismo número de partidos para su equipo y la selección en 2013.

"Mario está volando", dijo El Shaarawy. "Estoy feliz por él porque está creciendo como jugador y como persona".

"Balotelli está haciendo cosas grandiosas, pero aún puede hacer mucho más. Creo que puede convertirse en uno de los tres o cinco mejores jugadores del mundo", sentenció El Shaarawy.

Ap