8 de marzo de 2013 / 01:51 a.m.

Oaxaca • Organizaciones de derechos humanos y civiles en Oaxaca criticaron la ausencia de leyes locales que criminalicen la discriminación y la homofobia.

Eduardo Liandro, Coordinador de la Diversidad y Discriminación reprochó que los intereses personales y de grupo de los legisladores, de los diferentes grupos parlamentarios, tengan en la congeladora la discusión y promulgación de la ley contra la homofobia.

"De nada sirve que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, haya fallado para llevar a la cárcel a quien emitan expresiones discriminatorias, si en los estados es letra muerta".

Liandro recriminó que faltan solo cuatro o seis sesiones para concluir el periodo ordinario, y no se haya turnado a comisiones el dictamen de la ley.

"Falta poco tiempo para que los diputados se pongan a trabajar y demuestren que están verdaderamente interesados en los grandes temas que le atañen a la sociedad".

"No han pasado las reformas a la ley de educación, (los legisladores) están atorados en la ley de transporte y no creemos que tengan la voluntad política de valer la ley antidiscriminación".

Liandro urgió a que exista un marco legal que permita incluso una ley que atienda las discriminaciones cometidas por particulares.

En tanto Estebán Leandro Gandarillas, coordinador estatal de la diversidad sexual, afirmó que la discriminación al sector lésbico-gay se sigue presentando, y se agrava aún más cuando al interior del gobierno de Oaxaca existen personas con estas preferencias que, por temor a ser evidenciadas, bloquean las acciones que buscan organismos para frenar la discriminación en su contra, destacó.

Precisó que actualmente no se cuenta con el recurso necesario para emprender una campaña de sensibilización de la ciudadanía, debido a que el gobierno del estado no ha invertido en "una campaña real para todo el estado".

Lo anterior, porqué al interior de la administración de Gabino Cué "existen muchas personas de gobierno que son homosexuales, y que son quienes más nos bloquean, porque no se asumen o porque toda su vida han estado en ‘el closet’ y si les pesa el hecho que una persona que sí se asume llegue o pueda ventilar la preferencia u orientación sexual".

Esta situación pone ríspidos a los funcionarios por lo que procuran no abordar el tema o ignorarlo, hecho que hasta hoy día ha dificultado los trabajos que hacen en pro de la lucha contra la discriminación.

Estadísticamente también se han percatado que ha sido más visible en esta administración el aumento de las agresiones contra su sector, ya que aunque todo el tiempo han existido estos delitos, en dos meses se han presentado un gran número de homicidios de personas lésbico-gay.

Tan solo el año pasado se presentaron 25 casos de agresión contra personas que tienen preferencias u orientación sexual diferente de la heterosexual, sin contar aquellos casos que no son denunciados por decisión de los familiares.

Mientras tanto de diciembre a enero se cometieron ocho asesinatos, de los que exigen sean aclarados para dar y castigar a los responsables de estos hechos. Estos crímenes se cometen de manera general en todas las regiones de la entidad.

En Valles Centrales aumenta el índice de incidencia, sin embargo en las comunidades también se cometen delitos en contra de este sector. Tal es el caso de Juchitán en donde se pensaría que es una zona donde existe la tolerancia y el respeto, se siguen presentando hechos de violencia en contra de las personas "muxes".

Las personas que son víctimas de homofobia son rechazadas, en el trabajo, escuela y en sus propios hogares. Se manifiesta en despidos, exclusión educativa, rechazo religioso, negación de servicios, estereotipos y estigmas reproducidos por los medios de comunicación, humillación, rupturas familiares, abandono, invisibilidad, violencia y, en casos extremos, hasta la muerte.

Por ello es necesario implementar acciones de sensibilización, "ya que lo desconocido causa miedo, y se piensa en este sentido que la homosexualidad es prostitución o que un homosexual se quiere acostar con todos los hombres, sin tomar en cuenta las preferencias y gustos de las personas".

Indicó que, como cualquier ser humano siente, aman y entonces deben de saber eso "que la homosexualidad no es meramente sexual, ya que no somos animales. Entendemos y comprendemos y amamos".

ÓSCAR RODRÍGUEZ