26 de enero de 2013 / 01:09 a.m.

Guerrero • El secretario de Salud del Gobierno estatal, Lázaro Mazón Alonso, sostuvo que los casos de dengue repuntaron de manera importante en el primer mes de 2013 y que ya se tuvo un primer deceso en la región Tierra Caliente.

Aunque señala que las bajas temperaturas han provocado una gran cantidad de enfermedades respiratorias en la Montaña y Sierra, Mazón Alonso destacó que el padecimiento que genera mayor preocupación en la población es el dengue.

“Es curioso pero en cuanto a enfermedades respiratorias hay más casos en Acapulco, que es una zona cálida que en la Sierra; lo que pasa es que ahí la gente se confía y por las mañanas salen descubiertos y el ambiente está fresco, para la noche ya comienzan a tener los síntomas de la enfermedad”, anotó.

Manifestó que se está a una semana para que termine el periodo invernal y en febrero se espera una temporada de muchos vientos fuertes, en los que también habrá cambios bruscos de temperatura y por ello los cuidados deben ser extremos.

En 2012 el dengue tuvo un registro de 4 mil 500 casos en las siete regiones, lo que ubicó a Guerrero en el quinto lugar a nivel nacional en la incidencia de dicha enfermedad.

El gobierno de la República tenía previsto que el año pasado en esta entidad hubiera de 10 a 15 mil casos, sin embargo los casos confirmados se quedaron muy debajo de la proyección.

Mazón Alonso destacó que en lo que va de enero de 2013 ya se tiene un registro de 40 casos, razón por la que se hace un llamado a la población para que mantenga sus casas libres de cacharros y le cierre el paso a la generación del mosquito transmisor.

Si bien hay más de 300 trabajadores del área de vectores trabajando intensamente en toda la Región Norte y Acapulco, indicó que sin la participación activa de la población no se podrá revertir la tendencia a la alza de dicho mal.

Comentó que tanto el dengue como la influenza son enfermedades que tienen presencia permanente en Guerrero y que por eso la sociedad no debe caer en el exceso de confianza.

Aunque la mayor incidencia de este mal se tiene en Iguala y Acapulco, es en la Tierra Caliente donde se presentó el primer deceso por dengue.

"Una mujer de Las Querendas, falleció en el hospital del Niño y la Madre; pero lamentablemente se debió a complicaciones motivadas por cuestiones religiosas, pues por sus creencias la familia evitó que se le hiciera una transfusión de sangre".