OSCAR RODRÍGUEZ
14 de junio de 2013 / 12:31 a.m.

Oaxaca • El gobierno de Gabino Cué, precisa que requiere al menos cinco mil millones de pesos para sufragar las demandas de la sección 22 de la CNTE, y anuncian que están dispuestos a sacrificar fondos a cuenta de participaciones estatales para saldarlas.

El secretario General de Gobierno, Alfonso Gómez Sandoval, dio a conocer que se cruza información con el gobierno federal, principalmente con las secretarías de Gobernación y de Hacienda para restablecer la mesa de diálogo con los docentes para desahogar y encauzar sus exigencias.

"Estamos dispuestos a pedir un préstamo a cuenta de nuestra participaciones estatales a fin de poder sufragar las necesidades que requerimos para atender las peticiones de los docentes, que van desde la regularización de más de 700 plazas y diversas prestaciones, además de mejoras al infraestructura escolar, que implicaría una erogación de más de 5 mil millones de pesos".

Reconoció que el gobierno estatal a través del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), ha entregado hasta el momento varios paquetes de respuestas a los maestros, donde hay un esfuerzo importante para dar cauce a sus peticiones.

"Si el magisterio consideró que es insuficiente nuestras respuestas dadas hasta ahora, estamos dispuestos a ir por más, y mantenemos el dialogo y la interlocución con el gremio.

"Los estamos convocando para restablecer la mesa el próximo lunes o martes y empezar a ver que temas podemos empezar a encauzar con apoyo federal".

Gómez Sandoval, descartó la posibilidad de que los profesores cumplan su amenaza y haga estallar un paro indefinido, "ellos han asumido a últimas fecha una actitud madura y muy responsable y creemos que habrá acuerdo para evitarlo".

"Entendemos que ellos tienen vigente el estallido del paro, pero no está sujeto a la respuesta del gobierno estatal a su pliego de demandas, sino a la decisión que asuman los legisladores federales con respecto al tema de las modificaciones a la ley secundaria de la reforma educativa federal".

Con respecto al tema del paro convocado para este viernes 14 de junio, dijo que esta ya estaba programado y no representa ninguna punto discordante en la mesas de diálogo.

¿Pero los maestros están pidiendo con esta marcha conmemorativa al inicio de la revuelta social del 2006, que haya castigo contra el ex gobernador Ulises Ruiz, por diversos asesinatos y desapariciones?

-"Si, pero fundamentalmente el tema que atora las mesas de diálogo es lo que tienen que ver con el gran déficit presupuestal que tienen el gobierno estatal con el sector educativo y con el gremio".

Por ejemplo comentó en el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca hay más de seis mil empleados, la mayoría maestros que no gozan de prestaciones de ley, como seguridad social y que no se pueden cumplir por que las finanzas estatal son raquíticas y cuenta con graves dificultades.

Además no hay una regularización de las trasferencias federales para soportar el gasto educativo como parte de la descentralización educativa que se logro en el año de 1992.

De las amenazas que hace el magisterio para boicotear las elecciones de julio próximo y los festejos de la Guelaguetza, el funcionario estatal, precisó que se espera el proceder de los docentes antes de fijar una determinación.

Indicó que en el caso de la destrucción de la propaganda electoral, serán los partidos políticos a través de sus representantes ante el Consejo General de Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEyPCO), quienes tendrán la facultad de valer su denuncia ante la Fiscalía Especial de Delitos Electorales (Fepade) por acciones que afecten el desarrollo de las campañas de sus candidato, asumiendo que las agresiones cometidas por los docentes se vuelven actos individuales.

Mencionó que en el supuesto que llegaran al extremo se analizará la aplicación de un dispositivo de seguridad en caso que los docentes llegaran afectar el día de la jornada electoral, bloqueando la asistencia de ciudadanos en sufragar cada una de uno de los centros de votación.