17 de agosto de 2013 / 06:17 p.m.

Ancelotti comenzará nueva era en el cuadro madridista para dejar atrás el estilo impuesto por el portugués José Mourinho y espera que el buen futbol, así como los resultados le acompañen para cumplir con las expectativas de directiva y afición.

"Real Madrid es siempre igual a sí mismo, va más allá de los jugadores y entrenadores. Es un gran club muy organizado, en el que el ambiente es especial. Lo de un club muy organizado y, sobre todo, la impresión de que se puede obtener desde el exterior, se hace aún más evidente cuando se vive en el interior", dijo.

En conferencia de prensa previa al juego de este domingo contra el Betis en el estadio Santiago Bernabéu por la primera fecha de la Liga de España 2013-2014, "Carleto" reiteró que la idea es jugar de forma ofensiva que pueda gustar a la afición.

"El juego es ofensivo, pero mi experiencia en otros equipos fue parecida. El club pide jugar ofensivo y no creo que cambie mucho. Los jugadores tienen una calidad extraordinaria", declaró el timonel italiano, quien se mostró satisfecho con el plantel que tiene, aunque espera se concrete la contratación del galés Gareth Bale.

"Estoy muy contento con el equipo, tiene buen equilibrio porque hay jugadores con experiencia y otros jóvenes. La atmósfera es muy buena. Cuando un equipo está unido, no hay problema. El equipo está unido y espero que siga así toda la temporada".

A Carlo Ancelotti sólo le falta definir la salida del lateral izquierdo portugués, Fabio Coentrao, quien le expresó su deseo de irse del Madrid al no sentirse querido por la afición.

Respecto al encuentro de mañana frente a Betis, el estratega italiano no quiso dar a conocer su 11 inicial y todavía mostró algunas dudas, en el lateral derecho, en donde las opciones son Alvaro Arbeloa y Daniel Carvajal, así como en la portería donde cuenta con Diego López e Iker Casillas.

Finalmente reconoció que la máxima petición en el club sin duda es conquistar la décima Liga de Campeones de Europa: "Todo el entorno se proyecta en la Copa (La Champions), es la primera motivación de todo madridista. El Real Madrid ha llegado por última vez a la final en 2002 y esto es increíble. Creo que es demasiado tiempo, pero queda mucho para la final".

Notimex