NOTIMEX
13 de noviembre de 2013 / 08:05 p.m.

México.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) monitorea y revisa medicamente a un lobo marino de california (Zalophus californianus) en el municipio de La Paz, Baja California Sur, el cual presentaba heridas en su cuerpo y severos síntomas de deshidratación significativa.

Al responder a denuncias ciudadanas sobre la presencia del citado mamífero en la marina del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) de La Paz, personal de la Profepa en el estado brindó cuidados médicos al lobo marino que mostraba un grado de delgadez pero con el abdomen abultado, detalló la Profepa en un comunicado.

Abundó que gracias a la coordinación con médicos veterinarios de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, inspectores de la dependencia especializados en medicina veterinaria, observaron que el animal presentaba evidentes marcas de mordidas de otros lobos marinos, por lo que presumen la teoría de que fue expulsado de la lobera por un macho dominante.

Además se dictaminó que las heridas que registraba en su cuerpo el ejemplar de la especie Zalophus californianus, sanarán en un tiempo breve, por lo que él mismo se podrá reintegrar a su colonia.

Ante ello, los funcionarios federales de la Profepa en Baja California Sur "continuarán con el monitoreo del ejemplar de vida silvestre, a fin de verificar que vaya en mejora su salud y condición física. Por el momento no se le moverá del lugar".

El ejemplar lobo marino de california (Zalophus californianus) se encuentra enlistada dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de Protección Especial.

También se rescató y liberó a dos ejemplares (macho y hembra) de tortuga marina golfina (Lepidochelys olivacea) en Bahía de La Paz, las cuales fueron atacadas por depredadores en distintos sitios.

En el primer caso, personal de la Profepa dio atención a una llamada telefónica por parte de la empresa "Rebequitas Tours", la cual reportaba un ejemplar de tortuga marina en malas condiciones de salud, boyando por la zona de Isla Espíritu Santo, con dificultades para respirar, por lo cual se les solicitó que la subieran abordo y trajeran a la playa en el Malecón de La Paz, donde fue recibida.

De acuerdo a la dependencia federal, especialistas inspeccionaron física y medicamente a la tortuga golfina macho, cuyo carapacho curvo mide 63 cm de largo por 70 cm de ancho, el cual se encontraba en malas de condiciones de salud, con macroalgas, percebes y epibiontes adheridos al carapacho, plastrón, aleta anterior y posterior, cabeza, al parecer por mordida de un depredador.

En las instalaciones de la Profepa se le limpió la herida, se le curó y administró suplementos proteínicos, como terapia de soporte, antibiótico y desinflamatorio.

Mientras que en el segundo caso, inspectores de la Profepa en el estado recibieron una tortuga marina golfina hembra que fue atacada por coyotes, cuando ésta se arrimó a la playa a desovar en el municipio de Loreto, Baja California Sur.

Al inspeccionar físicamente se observó que la tortuga marina de largo curvo del carapacho de 64 cm por 68 cm de ancho curvo del carapacho, la cual presentaba múltiples laceraciones en ambas aletas anteriores, cuello y hombros. Presentaba pérdida de músculo en aleta posterior izquierda y exposición ósea, hemorragia y laceración en aleta posterior derecha, marcas en el carapacho; por lo que hizo lo concerniente para curarla.

Por lo anterior, funcionarios federales de la Profepa en Baja California, liberaron ambos ejemplares de tortuga marina en la Bahía de la Paz.