Alberto Vázquez 
24 de junio de 2013 / 10:59 p.m.

 

Monterrey.- • Un corto circuito en las instalaciones eléctricas de una vivienda ocasionó un incendio que dejó daños materiales de consideración al terminar con parte del mobiliario de una vivienda, sin que se registraran personas lesionadas.

Elementos de Bomberos de Nuevo León y de la Cruz Roja Metropolitana fueron enviados a la calle Río Lajas y Río Pilón de la colonia Central, al norte de la ciudad, donde fue reportado el siniestro que consumió una recamara y parte de los muebles en la planta baja.

En este sitio fue auxiliada Elia Núñez Viuda de Serna, de 64 años de edad, quien se encontraba en el interior de la vivienda, pero quien afortunadamente resultó ilesa, pues logró ser sacada a tiempo del sitio del siniestro.

"Lo que pasa es que arriba de la casa son oficinas, somos unas oficinas que le dan mantenimiento a empresas y de pronto escuchamos que la señora gritaba y rápido bajamos y la sacamos, porque se estaba quemando todo y le llamamos a los bomberos, y estábamos tratando de apagarlo con una manguera, pero alguien le cerró al medidor del agua y no salía; después, los bomberos llegaron y apagaron todo rápido y ya no pasó a mayores", comentó una de las empleadas de la empresa de mantenimiento que prefirió no identificarse.

La persona de la tercera edad que habita en la vivienda dijo que posiblemente un corto circuito en su recámara fue lo que ocasionó el siniestro que inició en uno de los colchones de la cama y se extendió muy rápido por todo el lugar.

Durante 20 minutos, los apagafuegos trabajaron para sofocar el siniestro, además de remover los restos de las pertenecías que quedaron al interior para evitar que se avivara el fuego y revisar cuáles fueron las causas reales del incendio.

Los ocupantes de las oficinas que están habilitados en la planta alta lograron salir a tiempo y bajar las escaleras al momento del incendio, sin que se reportara algún lesionado.

Luego de que las llamas fueran extinguidas, los bomberos y paramédicos se retiraron del lugar y arribaron los familiares de la mujer que vivía sola en dicha casa, para llevarla a un lugar seguro con sus hijos, mientras es remodelada y reparada la vivienda que terminó con severos daños al interior.