30 de julio de 2013 / 07:21 p.m.

Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente rescataron a 17 tortugas maltratadas en Aguascalientes y a 35 pericos frente blanca (protegidos por la ley) en Chiapas.

En el primer caso, personal de la Profepa acudió a un domicilio particular, en atención a una denuncia ciudadana, donde encontró 17 ejemplares de tortuga terrestre, cuyos caparazones estaban decorados con pintura de aceite.

Se trata de una especie no protegida y que se puede comercializar libremente; sin embargo, como la pintura utilizada para "decorar" a los animales puede tener metales pesados que podrían envenenar la sangre de los quelonios, se decidió decomisarlos.

El comunicado que emitió al respecto la Profepa no detalla por qué habían sido pintados los animales ni qué hacían en el domicilio particular; pero sí indica que fueron entregados voluntariamente a los inspectores por la dueña de la casa.

Señala que las 17 tortugas fueron entregadas al parque zoológico Rodolfo Landeros, ubicado en Aguascalientes, para su cuidado y protección.

En otro caso, inspectores de la Profepa fueron alertados sobre un automóvil tipo Tsuru cuyo dueño vendía pericos de frente blanca en la carretera Palenque-Ocosingo, en Chiapas.

El personal de la dependencia encontró el vehículo en el crucero Francisco I. Madero, del municipio de Salto del Agua, y descubrió en su interior 35 aves en bolsas, que fueron decomisadas debido a que se encuentran en situación de protección especial, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

 — NOTIMEX