QUADRATÍN
1 de junio de 2013 / 05:53 p.m.

Rescatan con vida a dos pescadores quienes quedaron atrapados por el afluente que se formó tras la ruptura en una de las paredes de la presa de la Villita, que se ubica en el municipio de Lázaro Cárdenas, por más de cuatro horas dos hombres lucharon por mantenerse a flote mientras los equipos de Protección Civil y de la Comisión Nacional del Agua llegaban hacia ellos.

Al filo de las 16:00 una grieta que apareció de manera súbita en el embalse provocó que en cuestión de segundos se incrementara el nivel del agua y se fugara de manera intempestiva, lo que ocasionó que los pescadores, quienes se encontraban con sus implementos en tierra quedaran rodeados por agua.

Presuntamente labores de mantenimiento mal aplicadas provocaron el siniestro, que derivó en el desfogue descontrolado del cuerpo de agua que se verte en los dos brazos en que se dividen las descargas del rio balsas.

Personal de Protección Civil y de la Comisión Nacional del Agua que acudían a realizar un peritaje del siniestro se percataron de que un par de pescadores gritaban porque había quedado atrapados por el agua que se derramó en el embalse.

Fueron necesarias maniobras de rapel e instalar cuerdas en forma de tirolesa para que los expertos en rescate de esta naturaleza llegaran hasta los pescadores quienes no habían sufrido ningún tipo de lesión, la labores se prolongaron por más de cuatro horas.

Al momento, personal de la comisiones Nacional del Agua y Federal de Electricidad laboran para contener los miles de metros cúbicos que se desbordan, para lo cual han abierto otra compuerta, por lo que en lugar de 3 mil metros cúbicos ya son seis mil los que se vierten con la finalidad de evitar inundaciones en zona habitacionales, aunque esto ya ha tenido efectos negativos en los cultivos de la zona.