9 de abril de 2013 / 02:13 p.m.

Monterrey • Primero fue el huracán Alex, luego la sequía la que ha azotado al campo de Nuevo León durante los últimos años y a esto se suma la volatilidad en los precios de los insumos.

Sin embargo, la actividad agropecuaria del estado resiste y ha mantenido su crecimiento a pesar de los inconvenientes, dijo Francisco Chapa Góngora, presidente del Consejo Agropecuario de Nuevo León (CEANL).

“"Tenemos una situación en el campo nacional, y Nuevo León no es la excepción. Es complicada. Es algo que todo mundo lo sabemos, el terrible problema que tenemos con la sequía"”, comentó

Chapa señaló que el margen de crecimiento del sector agropecuario del Estado ha sido por encima de la media nacional, aún con la problemática de la sequía, las cuestiones de inseguridad y la volatilidad en los precios de los insumos que utilizan los productores.

Chapa señaló que al concluir el 2012 el crecimiento fue del 3 por ciento en la producción agrícola nacional; cuando en Nuevo León este indicador se ubicó en el 5 por ciento en relación al 2011 y donde la producción total del campo estatal llegó a tener un valor de 3 mil millones 32 mil 310 pesos, según el Anuario Estadístico de la Producción Agrícola de Nuevo León.

Aunque Chapa reiteró que la actividad agropecuaria no ha crecido al ritmo requerido, explicó que este crecimiento se dio principalmente por un aumento en el precio de los cítricos y en la producción de papa, artículo en el que el Estado es el segundo productor a nivel nacional, enfatizó.

Al ciclo de primavera – verano de 2012, la superficie sembrada de la papa en el Estado fue de 3 mil 977 hectáreas, las cuales fueron cosechadas en un totalidad y dejaron una producción total de 143 mil 222 toneladas de este tubérculo, de las que se obtuvo un rendimiento del 36.063 por ciento, de acuerdo a cifras estatales.

Cuando en la temporada anterior las hectáreas cosechadas de papa fueron 3 mil 597, el equivalente a 134 mil 608 toneladas y que dejaron rendimientos del 37.442 por ciento por cada mil kilogramos del vegetal cosechado.

“"En el Estado se producen alrededor de 140 y 160 mil toneladas por año, aún con el problema de la sequía. Los productores de papa, creo que son un ejemplo a nivel nacional, dado que utilizan al máximo de eficiencia el agua. Con sistemas presurizados de alta eficiencia; no como en la mayoría del país, que se sigue utilizando el riego de gravedad o riego rodado"”, dijo.

Añadió que durante su administración del Consejo, misma que concluiría el próximo viernes, apoyar a los agricultores neoleoneses en el combate a la sequía ha sido uno de los puntos medulares.

“"Anteriormente se vino el (huracán) Alex, eran problemas de que hubo mucha agua concentrada. Pero después se nos vino un problema grave de sequía. Hemos hecho esfuerzos por canalizar recursos gubernamentales y todos los apoyos posibles para los productores"”, comentó Chapa.

El presidente del CEANL indicó que otro de los temas cruciales ha sido tratar con la volatilidad en los precios de los productos.

“"Hace cuatro años empezamos con esto (su gestión en el CEANL), los insumos agropecuarios estaban bastante equilibrados, esta volatilidad hace año y medio se ha venido agravando"”, comentó.

Chapa puso como ejemplo el precio del maíz, que en estos últimos dos años tocó sus máximos históricos, al menos en los últimos 25 años.

“"A finales del 2012, el bushel de maíz llegó a valer 8.50 dólares, pero el precio histórico en los últimos 25 años eran 7.60, según los precios de la bolsa de Chicago. Ahí la diferencia, es del 12 por ciento, con respecto al máximo histórico que había sido en verano del 2008"”, dijo.

Aunque prefirió no ahondar en los logros de su gestión al frente del Consejo, por considerarlo un tema que no le corresponde, señaló que si la actual directiva ha permanecido cuatro años en su puesto, es porque los agremiados han estado conformes.

“"Nos hemos enfocado en apoyar a la membrecía en los problemas particulares que los aquejan, hemos estado sirviendo de interlocutores ante autoridades, poniendo en la misma mesa a consumidores y productores, tratando de que lleguen a un acuerdo que convenga a ambos. Qué tan bien o qué tan mal (lo han hecho), eso ya no me toca a mí"”, finalizó.

DANIEL ANGUIANO