4 de marzo de 2013 / 08:44 p.m.

Monterrey.- • Será hasta el viernes cuando el juez segundo de lo penal defina la situación legal del policía del municipio de Guadalupe, Rodrigo Castañeda Oláis quien se encuentra detenido tras haber dado muerte a Eduardo Cerda Villarreal, quien se rehusó a una revisión.

El delito por el que se le acusa al uniformado es homicidio calificado, y en base a las pruebas periciales y las presentadas por Castañeda Oláis, el juez determinará si es culpable o no.

Este lunes a las 11:20 horas, el acusado fue trasladado de las celdas municipales al Palacio de Justicia, ubicado en el municipio de Guadalupe, donde ratificó su declaración preparatoria en la que argumenta que disparó a una distancia de seis metros.

El compareciente, relató el pasado 1 de marzo, ante el Ministerio Público especializado en delitos contra la vida y la integridad física, que realizó tres disparos con la intención de detener al joven de 18 años, quien al salir de un cajero automático se echó a correr junto a su tío, luego de que los policías de la unidad 127 les marcaron el alto.

En su declaración preparatoria que ratificó ante el juez, precisó que el tercer disparo lo hizo en dirección a la víctima pero a una distancia de seis metros, porque éste iba corriendo en zigzag por la avenida Acapulco con dirección a la calle Guadalajara.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS