1 de agosto de 2013 / 02:13 a.m.

Chilpancingo de los Bravo • El dirigente estatal del PRD, Carlos Reyes Torres, felicitó a los integrantes de la fracción parlamentaria de su partido en el Congreso local por la decisión de ceder la presidencia de la Mesa Directiva a la bancada del PRI, ya que eso manda un mensaje de apertura democrática y genera equilibrio al interior del Poder Legislativo.

La madrugada del miércoles 31 de julio, el Pleno de la 60 Legislatura local tomó la protesta de rigor a los integrantes de la Mesa Directiva que conducirán los trabajos durante el segundo año de ejercicio constitucional.

Luego de una crisis de cinco días generada por la pugna por el control de la Comisión de Gobierno, el PRD aceptó que el PRI encabezara la Mesa Directiva en la persona de la diputada Verónica Muñoz Parra, pero el partido se quedó con las dos vicepresidencias que recayeron en Tomás Hernández Palma y Elí Camacho Goicoechea.

La planilla fue presentada en el Pleno por el líder de la bancada perredista, Bernardo Ortega Jiménez y obtuvo 28 votos a favor y 8 en contra.

Al respecto, Reyes Torres indicó: "Creo que mis diputados hicieron lo correcto. Están mostrando congruencia y los felicito".

Quien fuera líder del Congreso de Guerrero en la 58 Legislatura reconoció que una sola fracción no puede tomar todas las decisiones importantes para un estado como Guerrero, tampoco asumir el control de las comisiones más importantes.

Indicó que de caer en dicho supuesto se asumiría una actitud de avasallamiento, por lo que recordó: "Nosotros cuando éramos minoría en el Congreso, siempre lo mencionábamos, era un tema que nos preocupaba, porque de lo que se trata es de estar en armonía y no generar rispidez".

"No podemos llegar con el ánimo de avasallar. No hubo ninguna presión por parte del PRI, hubo un acuerdo, ya presidió el PRD el periodo pasado y qué bueno que hayan acordado que vaya el PRI a la presidencia. Tenemos dos vicepresidencias y eso habla de que fue un buen acuerdo".

"Aguantó vara"

El presidente de la Comisión de Gobierno de la Cámara de Diputados local, Bernardo Ortega Jiménez, señaló que la madrugada de este miércoles se pretendió mandar un mensaje de apertura e inclusión.

"Al final de cuentas, ustedes vieron que hubo una situación muy ríspida la semana pasada, pero estos días hubo un proceso de reflexión y tras varios cabildeos logramos alcanzar un buen acuerdo", indicó.

Reconoció que, al principio, el PRD tuvo la intención de quedarse con la presidencia de la Mesa Directiva y que la propuesta era el diputado Alejandro Arcos Catalán, pero al final declinó y se ciñó al diálogo.

"Yo reconozco la disposición del compañero Alejandro Arcos en el sentido de decir yo aguanto vara, si esto sirve para el Congreso y el exterior, pues vámonos hacia adelante", apuntó el líder de la bancada del sol azteca.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN