18 de enero de 2013 / 11:31 p.m.

Guerrero • Al menos mil 500 habitantes de Ayutla de los Libres votaron a favor de que permanezcan los retenes, operativos contra el crimen organizado, el toque de queda a partir de las 22:00 horas y la suspensión de clases en 36 escuelas hasta que se erradique completamente la presencia del crimen organizado en la zona.

Con dichas determinaciones, la población de este municipio ubicado en la Costa Chica de Guerrero manifestaron su respaldo a las acciones que implementan los policías comunitarios auspiciados por la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG).

La asamblea se desarrolló a partir de las 11:00 de la mañana y terminó poco antes de las 14:00 horas en la plaza central de Ayutla, en una jornada en la no acudió ningún representante del cabildo que encabeza el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

La coordinación de la asamblea recayó en un líder natural a quien los participantes en las acciones contra la delincuencia ya identifican como el “Comandante Guerrero”.

El apodo no tiene que ver con el nombre del dirigente; que tiene aproximados 55 años de edad, es robusto y de estatura baja, tiene voz fuerte, piel morena y cabello entrecano.

Cada que El “Comandante Guerrero” hizo las preguntas resolutivas la gente respondió en forma afirmativa, primero levantando la mano y después lanzando fuertes gritos a favor.

Así, los más de mil 500 participantes de la asamblea acordaron mantener los módulos de vigilancia (como llaman a los retenes en las carreteras), los operativos de búsqueda en cabeceras municipales y comunidades para respaldar los puestos de revisión que desde el 5 de enero mantienen en los accesos principales de sus comunidades, en donde hay varias trincheras hechas con costales de arena.

Aunque la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) anunció que el regreso a clases se desarrollará a más tardar el lunes 21 de enero, los participantes de la asamblea decidieron mantener las escuelas de Ayutla cerradas, para evitar poner en una posición de riesgo a los estudiantes.

Como admiten que la violencia ha disminuido de manera importante a partir de las acciones del 5 de enero, los asambleístas decidieron mantener el toque de queda a partir de las 10 de la noche, ya que reconocen que se ha disminuido en forma importante la inseguridad, particularmente por la venta y consumo de alcohol hasta altas horas de la noche.

Este viernes por la tarde, el presidente de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) Juan Alarcón Hernández viajó hacia Tecoanapa y Ayutla de los Libres para encontrarse con los dirigentes del movimiento.

Vía telefónica, el ombudsman manifestó que buscaría la manera de enterarse sobre las condiciones en que se encuentran los 45 detenidos por la Policía Comunitaria, aunque reconoció que llegar a ellos podría no ser rápido ni sencillo.