23 de julio de 2013 / 11:52 p.m.

Los fuertes lazos de hermandad no le permiten a Pierre Ibarra proponer ninguna apuesta a su hermano Juan de Dios para el séptimo duelo que sostendrán entre sí. Toda vez que Monterrey recibirá a Correcaminos en la jornada 1 de la Copa MX.

Pierre, un central con destacado remate en juego aéreo, comentó que el enfrentamiento que sostendrá con su hermano, el Salmo 23, portero de Rayados, será agradable para la familia y hasta ahí.

"Para los dos, para la familia es bonito, es algo que se nos da en nuestro camino y yo la verdad feliz. Cada quien buscará responder a favor de su equipo.

"Ya nos hemos enfrentado varias veces, siempre ha sido de respeto y compañerismo. Porque imagínate él es portero y yo defensa y si yo le meto gol ya es algo un poco más difícil para la familia. Pero él está feliz al igual que yo de poder enfrentarnos", declaró en tono tranquilo.

En torno a su ex equipo el Monterrey, Pierre advirtió que si bien el Monterrey será de los rivales más fuertes del torneo, su equipo de Correcaminos presentará sustentos como la ambición para doblegarlo en calidad de visita.

"Va ser un juego difícil, el Monterrey lo viene demostrando ya de tiempo atrás. Pero nosotros tenemos la ambición y el hambre de querer hacer un buen torneo y de estar peleando en los dos torneos en los primeros lugares y mañana es lo que buscaremos ganarle, por qué no a Monterrey", manifestó.

Jaime Garza