11 de abril de 2013 / 08:38 p.m.

Tuxtla Gutiérrez • El presidente del Congreso del estado, Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor, expresó su respeto a la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que ordenó la libertad de 15 indígenas vinculados con el caso Acteal.

"Si la SCJN decidió liberarlos, aun cuando habían sido sentenciados por homicidio, lesiones, portación de arma de fuego sin licencia y de uso exclusivo del Ejército, significa que los indígenas son inocentes", consideró.

No obstante, advirtió que lo ocurrido el 22 de diciembre de 1997 en la comunidad indígena de Acteal, en el municipio de San Pedro Chenalhó, debe investigarse y castigarse con todo el peso de la ley, los familiares de las 45 víctimas demandan justicia.

Castellanos Cal y Mayor, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), insistió que la libertad se da porque no se pudo comprobar ni su participación material, ni intelectual en la llamada masacre de Acteal de 1997.

"Esta soberanía estará al pendiente, como un observador responsable, de cómo se siga suscitando este tema en el caso específico de Acteal, entendemos que la demanda sigue siendo de justicia", enfatizó, en entrevista.

Confió en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación habrá de mantener un análisis preciso de cómo será la forma en que se va a resarcir los agravios cometidos en contra de las 45 víctimas y sus familias.

Lo que podemos hacer es coadyuvar con los demás poderes en la investigación, aunque haya pasado tanto tiempo lo que se pide es justicia, castigo a los culpables, por ello, deben seguirse las investigaciones, reiteró.

Es un tema federal, y como tal debe ser atendido, hay indígenas desplazados desde 1997 a la fecha, creo que es necesario que se haga justicia, finalizó el presidente del Congreso del estado.

NOTIMEX