30 de mayo de 2013 / 03:28 a.m.

El gobernador Rodrigo Medina mencionó que la desaparición del organismo se aplicaría en la entidad tal como otras reformas ya se han registrado.

Monterrey.- • Aunque se trata de un proyecto en ciernes, Nuevo León se comprometió a respetar la decisión de eliminar a la Comisión Estatal Electoral en el 2015, como parte de la reforma de Estado que analiza la Cámara de Diputados.

Rodrigo Medina, gobernador del Estado, dijo que una decisión de esta naturaleza se aplicaría en la entidad del mismo modo que otras reformas ya han transitado a nivel local, pese a la complejidad que pudieran representar.

"Bueno, todavía no es un mandato legal, se está estudiando la posibilidad, esperaremos a que esto suceda y aplicaremos la norma como quede prevista a través del Congreso federal si fuera el caso, así como estamos aplicando por ejemplo la reforma al nuevo sistema de justicia penal o las modificaciones que tenemos".

"En caso de que haya un mandato federal o constitucional, pues lo aplicaremos tal cual y operará de manera normal, si es que prosperara, si no, pues continúa la vida de la Comisión Estatal Electoral", garantizó.

No obstante, refirió que este organismo ha realizado una buena labor en las contiendas electorales y se remitió al proceso inmediato anterior celebrado el año pasado para ejemplificar el punto.

"Lo comentaba ya el día de antier (lunes), que las elecciones se han llevado a cabo con tranquilidad aquí en el estado de Nuevo León", comentó.

Milenio Monterrey dio a conocer las declaraciones del vicecoordinador jurídico del grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, Héctor Gutiérrez de la Garza, en las que advertía que en agosto del presente año se darán los primeros pasos de cara a esta reforma.

La creación de un organismo electoral nacional es la idea a seguir para los próximos comicios, lo que sacaría de la jugada a la Comisión Estatal Electoral.

LUIS GARCÍA